dolor garganta

Dolor de garganta: Mitiga sus síntomas con la ayuda natural de la alimentación

Airbiotic Blog Noticias Comentarios 430 Views

No hay época del año en la que nos libremos del dolor de garganta. En verano a causa del aire acondicionado o por las bebidas muy frías, en primavera por el polen y las alergias y en invierno, por los constipados y la gripe que muchas veces vienen acompañados de este síntoma tan molesto.

El dolor de garganta es producto de la inflamación de los tejidos internos de esa zona y está asociado a infecciones del virus de la gripe o del resfriado pero también existen otras patologías que provocan dolor de garganta como las alergias, el humo del tabaco, la amigdalitis o forzar en exceso las cuerdas vocales.

Causas del dolor de garganta 

Los tejidos internos que rodean la garganta están muy expuestos a los virus y bacterias que se encuentran en el aire y cuando se produce el contagio, estos se inflaman. Esta inflamación provoca diferentes síntomas como dolor al tragar, sensación de sequedad en la zona, que se vuelve áspera, e incluso la dificultad para hablar con un tono normal de voz.

Aunque los síntomas son parecidos, hay diferencias entre estas dos patologías más comunes en invierno, faringitis y amigdalitis, que están detrás del dolor de garganta.

Faringitis

Es una de las infecciones bacterianas más comunes, sobre todo en niños entre 5 y 15 años. Suele ir acompañada de congestión nasal y sus síntomas son parecidos a los de un resfriado.

Lo mejor es acudir a tu médico, quien tomará una muestra de la mucosa faríngea para confirmar si existe una infección bacteriana causada por estreptococos.

Amigdalitis

Otra infección que provoca dolor de garganta y es muy común entre la población es la amigdalitis, una inflamación de las amígdalas causada por el contagio de diversos virus o bacterias que provocan este síntoma tan molesto.

Cómo prevenir el dolor de garganta 

Puedes poner en práctica algunos de estos consejos para estar lo más prevenida posible y evitar el contagio por virus o bacterias que desencadenen en el temido dolor de garganta.

  • Lo primero es mantener tu sistema inmunológico lo más saludable posible, esto reducirá las posibilidades de que se produzca una infección en la zona de la garganta.
  • En invierno evita las bebidas frías y mantente bien hidratada.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura.
  • Lávate las manos con frecuencia y utiliza pañuelos desechables.
  • No frecuentes lugares cerrados, con la calefacción muy alta o que no haya una buena ventilación.
  • Si el ambiente es muy seco, puedes usar humidificadores.
  • Evita fumar y exponerte al humo del tabaco.
  • No grites ni fuerces tus cuerdas vocales.

Si tienes dolor de garganta evita estos alimentos 

Es verdad que cuando no te sientes bien, tu cuerpo solo quiere descansar, dormir y te cuesta hasta comer. Pero ya sabes que no tienes que dejar de alimentarte ni de hidratarte bien, solo tienes que elegir aquellos alimentos que te ayudarán a recuperarte y evitar los que no te benefician cuando tienes dolor de garganta.

Estos son los alimentos y preparaciones que te conviene evitar para que no te “raspen” la garganta al tragar:

  • Frutos secos
  • Alimentos fritos o rebozados
  • Pan
  • Galletas
  • Comida muy condimentada o picante
  • Comida muy caliente

Alivia el dolor de garganta de forma natural 

Para aliviar el dolor de garganta hay muchas opciones pero si eliges las más naturales, todo tu organismo te lo agradecerá. Por ello te proponemos algunas de las recetas naturales que te ayudarán a librarte en poco tiempo del molesto dolor de garganta.

Hidrátate con caldos vegetales

La garganta suele resecarse cuando se inflama y mantener esa zona bien hidratada te aliviará el dolor. Prepara un caldo vegetal casero al que le puedes añadir unas gotas de limón. ¡Te sentará fenomenal! Recuerda no beberlo muy caliente, templado es la mejor opción.

dolor garganta

Date un baño de vapor

No es necesario que te apuntes a una sauna ni a un hammam turco para beneficiarte del vapor caliente. Tienes una alternativa más accesible cada vez que te des una ducha. Al respirar el vapor caliente te ayudará a desinflamar la garganta, eliminar algunas bacterias y mantendrá más hidratada esta zona.

Más vitaminas y minerales esenciales

La vitamina C y las vitaminas del grupo B son tus aliadas para fortalecer tu sistema inmunológico, acelerar tu recuperación y reducir los síntomas. Elige siempre un buen complejo multivitamínico.

Un sistema inmunológico débil es una puerta abierta para el contagio de virus y bacterias y uno de los minerales imprescindibles para fortalecerlo es el zinc. Mantendrá tus defensas altas actuando como una pantalla protectora frente a los virus y te ayudará a regenerar los tejidos no solo de la garganta sino de todas tus células.

El trío perfecto

Hablamos del jengibre, el limón y la miel. Prepara una infusión con un trozo de jengibre fresco. Retira el jengibre y añade 1 cucharada de miel y el zumo de medio limón. Bébelo templado y notarás cómo reduce tu dolor de garganta. Puedes beber dos tazas al día, por la mañana y a media tarde.

Caramelos sí, pero naturales

Existen muchos caramelos en el mercado para aliviar el dolor de garganta. Nuestra recomendación es que elijas aquellos que contengan miel, limón, menta o hierbas naturales. Evita los que contienen mucho azúcar o los que están edulcorados.

Cuanto más natural sean sus ingredientes más beneficiosos serán para tu organismo. Si no sabes por cuál decidirte, puedes consultar en los herbolarios.

Siempre existen alternativas naturales que puedes poner en práctica para aliviar el dolor de garganta. Siguiendo algunos de estos consejos, conseguirás disminuir los síntomas, acortar el tiempo de recuperación y también prevenir posibles contagios.

Airbiotic BlogDolor de garganta: Mitiga sus síntomas con la ayuda natural de la alimentación

AÑADA UN COMENTARIO