alergia,primavera,pulm,pulmones,sistema respiratorio

alergias primaverales cada vez más largas y duras

Airbiotic Blog Noticias Comentarios 297 Views

Para la inmensa mayoría de los ciudadanos, la llegada de la primavera es sinónimo de bienestar, es cuando por fin podemos disfrutar de los primeros rayos de sol, los días más largos y las temperaturas suaves. Sin embargo, cada vez hay más personas que temen la entrada de una estación considerada de alto riesgo. Son los que tienen alergia al polen, un amplio colectivo que ya ha empezado a sufrir estas jornadas de anticipo primaveral, con estornudos, lagrimeo, picor nasal… pero lo peor está por venir: según los expertos, se avecina una primavera tan «dura» e «intensa» como lo fue la del año pasado, con una concentración de 5.600 granos de polen por metro cuadrado que amenazan con causar «estragos» en la salud de casi el 20% de la población.

Según un nuevo estudio, ciertas plantas productoras de polen, tendrán temporadas de crecimiento más largas debido al clima más cálido que está causando el cambio climático. El calentamiento del planeta está alargando la temporada de floración, y con ella los riesgos de alergia para la salud humana.

La nueva investigación amplía este panorama hasta finales de siglo, atribuyendo un aumento del 40 por ciento del polen producido a una estación polínica que comenzará hasta 40 días antes y se extenderá 19 días más.

Las temporadas de polen, cada vez más duras, son una amenaza para la salud pública mundial. Los estudiantes alérgicos rinden peor que sus compañeros en la escuela; la productividad de los adultos en el trabajo se resiente cuando les ataca la fiebre del heno. Al mismo tiempo, los días en que las concentraciones de polen son más elevadas se han relacionado con un aumento de las visitas a los servicios de urgencias por asma.

La Organización Mundial de la Salud estima que para 2050, la mitad de la población del planeta será víctima de al menos un trastorno alérgico. Este aumento se debe no sólo al incremento de las concentraciones de polen, sino también a las múltiples formas en que las sustancias químicas de los contaminantes interactúan con el polen.

Debido al alto contenido de polen en el aire durante la estación primaveral, muchas personas experimentan alergias estacionales. Estas pueden provocar síntomas como resfriado, irritación ocular o dérmica, dificultad para respirar, erupciones y en algunos casos, reacciones alérgicas severas que requieren de inmediata atención médica.

«Ocho millones de españoles las padecen, pero el número va en aumento por el cambio climático»

Se empiezan a apreciar estos días las primeras señales de la polinización típicas, ese polvillo amarillo que suele aparecer sobre los techos de los coches, balcones, tendederos… sus efectos empezarán a notarse aún más a finales de mes, aunque será en abril, mayo y junio cuando los afectados deberán prestar especial atención a los síntomas. Hay 15 de los taxones(grupos o categorías de la clasificación de los seres vivos) o variedades de plantas más comunes que provocan alergias.

La primavera adelantada hace confluir la ola de gripe con las primeras alergias

Las alergias aparecen cuando nuestro sistema inmunitario reacciona ante una sustancia extraña, como el polen. El sistema inmunitario produce anticuerpos que se defienden al identificar al alérgeno. ¿Y cómo se defienden? a través de la inflamación de la piel, senos paranasales, vías respiratorias o aparato digestivo.

El «efecto sinérgico» entre alergias y virus respiratorios

Teorías que barajan los expertos, es que el coronavirus ha generado problemas inmunológicos en gran parte de la población.

La alergia y las infecciones virales tienen un efecto sinérgico, la una predispone a la otra, o sea que se potencian mutuamente, El pico de incidencia se produjo a mediados de febrero, cuando se superaron los 270 casos por 100.000 habitantes, y las mayores tasas de gripe B podrían fusionarse con la llegada de las alergias primaverales.

Esta situación no se dilatará mucho en el tiempo, aunque ahora estamos en un momento en el que continúan los virus al tiempo que entra la alergia, pero las temperaturas van a empezar a ser más cálidas y, por tanto, los virus perderán relevancia.

La clave es prepararse con anticipación para la alergia

Rinitis alérgica

La rinitis alérgica es el conjunto de síntomas nasales que ocurren cuando se inhalan los alergenos a las que la persona es sensible. Se acompaña con frecuencia de síntomas oculares (conjuntivitis alérgica) y de asma del mismo origen. Cuando se inhala un alergeno, las células de los conductos nasales producen un químico llamado histamina. La histamina provoca que sienta picor en la nariz. La histamina también causa hinchazón y producción de moco en los conductos nasales.

Los alergenos comunes incluyen ácaros del polvo, polen, caspa de los animales y moho.

¡Ojo que es muy fácil confundirla con el resfriado! La clave para diferenciarlos es que los síntomas de la rinitis alérgica surgen de manera repentina, por ejemplo, si estamos al aire libre. Otras señales que pueden alertarnos de una rinitis de tipo alérgico son:

Estornudos repetitivos, habiendo más de 6 seguidos, goteo nasal acuoso, congestión nasal, ojos enrojecidos, lagrimeo, picor de nariz.

Asma alérgica

El asma es la inflamación y estrechamiento de las vías respiratorias (los bronquios). Como consecuencia de este estrechamiento, se hace difícil respirar. Las vías aéreas de las personas con asma son muy sensibles y reaccionan frente a muchos estímulos como, por ejemplo, el humo del tabaco, el polvo, el polen o el aire frío.

En la mayoría de los casos (80%) el asma es de causa alérgica. Las personas predispuestas se «sensibilizan» a sustancias de su entorno, que denominamos alergenos (ácaros, granos de polen, escamas de animales, etc.). Al respirar de forma mantenida estas sustancias se produce una inflamación de las vías respiratorias.

PULM-6, UN SOPLO DE AIRE PURO

Formula exclusiva de Airbiotic, combinando 5 extractos de plantas naturales y Vit C.

Una ayuda muy efectiva, para eliminar la mucosidad, y la tos, mejorando notablemente la irritación en las vías respiratorias.

Combina un efecto mucolítico, antinflamatorio, con acción antiséptica, expectorante y espasmolítico.

Ayuda a eliminar CO2, y como consecuencia alcaliniza el organismo, facilitando la depuración pulmonar.

Con esta fórmula exclusiva se logra disminuir los síntomas de la rinitis, sinusitis, bronquitis, gripes y constipados… reducir los medicamentos, prevenir nuevas alergias y evitar el desarrollo del asma bronquial.

Quienes sufren los síntomas, deben iniciar el tratamiento con anticipación, antes de que empiecen las crisis, de esta manera estaremos preparados para enfrentar la llegada de la primavera.

TEN A RAYA TUS ALERGIAS, MIMANDO TU SISTEMA DIGESTIVO

Lo mejor que puedes hacer es mimar tu sistema digestivo, ya que en él reside el 70% del sistema inmunitario. También es importante ayudar al hígado a depurar, en los meses previos a la aparición de las alergias.

Probióticos: los suplementos de probióticos ayudan a fortalecer el sistema inmune para que responda mejor, además reducen los procesos inflamatorios, de esta forma contribuyen a disminuir los cuadros alérgicos y reducir su severidad.

La glutamina es el aminoácido estrella para reparar la mucosa intestinal, potencia la formación de Inmunoglobulinas, encargadas de la defensa y regeneración de la mucosa intestinal, que es donde se da la mayor respuesta inmune.

En la selección de suplementos naturales que presentamos a continuación no están todos los que son, pero sí son todos los que están.

Astrágalo: Riqueza en polisacáridos de esta planta, le confiere propiedades inmunomoduladores e inmunoestimulantes. Se puede utilizar de manera indefinida sin que su potencia como inmunizador disminuya.

Acción antialérgica, antihistamínica, antiinflamatoria, gracias a la triada de hongos medicinales que contiene, junto con el eleuterococo.

Vitamina C: Reduce la congestión bronquial, ayuda a eliminar la histamina y a reducir la inflamación. es una vitamina hidrosoluble, o sea que eliminamos su exceso a través de la orina, no está de más consumirla a través de suplementos en una dosis de 500 mg a 2 grs diarios.

Betaglucanos son inmunomoduladores, antialérgicos, antiinflamatorios y antioxidantes.

Vitamina D: Esta vitamina juega un papel fundamental en el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmune y por eso su deficiencia se relaciona con una mayor facilidad para desarrollar alergias. Como es una vitamina liposoluble, es decir, el exceso se acumula en nuestro tejido adiposo es importante no sobrepasar los requerimientos diarios.

Vitamina B: Ayuda a reducir la severidad de las reacciones alérgicas porque acelera la eliminación de la histamina del cuerpo. La encontramos principalmente en carnes y fuentes de origen animal, por eso se recomienda especialmente a vegetarianos y veganos consumirla a través de suplementos

Magnesio: Este mineral ayuda a relajar los músculos respiratorios y a disminuir la dilatación bronquial, disminuyendo la sintomatología de las alergias respiratorias. Además, reduce la liberación de histaminas y la inflamación de los tejidos.

Omega 3: Sus propiedades antiinflamatorias ayudan a suavizar las reacciones alérgicas, que se caracterizan por la inflamación de diferentes tejidos como respuesta a la sustancia alergénica.

Los complementos alimenticios de Omega 3 y Omega 6 son una solución muy recomendada y juegan un papel muy importante, la ingesta en niños también redunda en una notable disminución de casos de asma y rinitis en la adolescencia, sobre todo cuando la dieta puede mostrar ciertas carencias nutricionales.

El fish-oil 1300 TG, y el Krill de Airbiotic, te asegura la dosis diaria recomendada.

A nivel cutáneo, la alergia se manifiesta en forma de eccema causado por el contacto directo del alérgeno. Aparece, por tanto, localizado en un área concreta en forma de piel roja con picor.

ANTOCIANIDIN DERMA COMPLEX

Ayuda en la aceleración de la curación de eccemas, dermatitis y trastornos cutáneos inflamatorios e infecciosos.

CONCLUSIONES

Hay complementos para atenuar los efectos de los alérgenos.

Una pauta fundamental es no exponerse, pero esto no siempre es posible. En el caso del polen, los recuentos diarios que se dan en los medios de comunicación pueden ser de ayuda. Las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde son cruciales.

Al llegar a casa cámbiate de ropa y dúchate para eliminar los restos de polen de la piel y el cabello.

Realizar lavados oculares e instilar lágrimas artificiales sin conservantes.

A quienes sufran alergia y no tengan más remedio que salir por sus actividades, AIRBIOTIC te da una serie de suplementos que pueden ayudarte muchísimo, aliviando los síntomas, debes combinarlos con una vida saludable, buena alimentación, actividad física y calidad de sueño. pero si el cuadro es constante o muy severo, siempre será recomendable que recurras a la ayuda médica

Recuerda que nuestro cuerpo funciona como un todo y mientras mejor lo cuidemos, mejor podrá responder.

Airbiotic Blogalergias primaverales cada vez más largas y duras

AÑADA UN COMENTARIO