alimentación saludable y sostenible

Las claves de una alimentación saludable y sostenible

Airbiotic Blog Noticias Comentarios 266 Views

Recientemente se han reunido más de 300 especialistas en alimentación y nutrición en el XVII Congreso de la Sociedad Española de Nutrición (SEN) para abordar un tema muy importante: cómo conseguir una alimentación saludable, sostenible, segura y satisfactoria para todas las personas.

Hay varios factores determinantes de la sociedad actual que están presentando un auténtico reto para el futuro y la alimentación es uno de ellos. ¿Sabías que el desperdicio de alimentos en Europa está entre el 30% y el 50%, y que en España alcanza los 8 millones de toneladas?

La solución a este problema pasa por recuperar y promover una alimentación saludable, más sostenible y que sea de temporada.

Qué significa una alimentación sostenible

¿Sabías que para conseguir 1 kilo de legumbres se necesita 15 veces menos tierra, 10 veces menos cantidad de agua, 8 veces menos combustible y 10 veces menos plaguicidas que para producir 1 kilo de proteína animal? ¡Sorprendente!

Este ejemplo es solo uno de los muchos estudios que se han realizado sobre el impacto y el coste ambiental que supone conseguir 1 kilo de proteínas vegetales frente a las proteínas de origen animal. Los números no mienten y los expertos en nutrición están aconsejando disminuir el consumo de carne animal y reemplazarlo por proteínas vegetales de alta calidad.

La huella ecológica es un concepto que se usa para medir el impacto ambiental que está dejando el ser humano en este planeta. Para calcular esta huella se tiene en cuenta la cantidad de tierra y de agua que se necesita para producir los recursos, la emisión de carbono que genera y la capacidad de asimilar los residuos.

¿Existe una alternativa más saludable y más sostenible? Los expertos apuntan a un cambio en el estilo de vida y fundamentalmente un cambio hacia una alimentación basada principalmente en vegetales, frutas, cereales y legumbres. Y si estos alimentos son de cercanía, de producción local y de temporada, mucho mejor.

Las claves de una alimentación saludable 

Es posible que creas que sigues una dieta saludable pero si sigues leyendo comprobarás que siempre hay algo que se puede mejorar.

Las claves de una alimentación saludable pasan por consumir alimentos frescos donde los principales ingredientes sean los vegetales y las frutas. Platos que necesiten muy poca cocción y a ser posible que sean caseros, no precocinados.

Esta alimentación saludable la puedes mantener para siempre porque hará que sumes calidad de vida a los años que vives. Y lo puedes hacer consumiendo en cada estación la gran variedad de alimentos que ofrece: vegetales frescos, frutas, raíces, bayas, tubérculos, legumbres o cereales integrales. Los podrás combinar de la forma que más te guste y siempre en la temporada que corresponde.

Los pilares de la alimentación saludable 

Alimentarse no es lo mismo que nutrirse. Ingerir alimentos no es lo mismo que adquirir a través de ellos las vitaminas y minerales que necesitamos. De ahí que sea importante lo que se denomina llevar una alimentación saludable, que consiste en que nuestro cuerpo consiga los nutrientes necesarios para que funcione bien y tenga una mejor salud, un mayor bienestar y más años de vida saludable.

Del huerto a la mesa

No hay nada más saludable para ti y sostenible para el medio ambiente que poder disfrutar de unos vegetales recién cosechados.

Siempre que puedas consume alimentos lo menos procesados posible. Cómelos tal como te los ofrece la naturaleza, que sean de temporada y de cultivo local.

Dile sí al color verde

El color verde es sinónimo de frescura y de salud, por eso cuanto más verde haya en tus preparaciones, más saludable será tu alimentación.

Los vegetales están llenos de antioxidantes, son muy depurativos, mantienen en buen nivel el PH de la sangre y tonifican los órganos.

Puedes consumirlos crudos, germinados o fermentados porque de esta forma conservan la máxima cantidad de vitaminas, minerales, enzimas y nutrientes.

Apúntate al color verde para llenar tus platos de nutrientes pero también al color rojo, al naranja o al amarillo y así podrás disfrutar de todos los beneficios que te aportan las frutas y verduras según su color.

Evita estos alimentos

Si quieres seguir una alimentación saludable tendrás que decirle adiós a algunos alimentos que pueden estar causando inflamación, pesadez, malestar estomacal o quitándote energía y debilitando tu sistema inmunológico.

  • Alcohol
  • Harinas refinadas y bollería industrial
  • Fritos y alimentos muy procesados
  • Grasas saturadas
  • Carnes y embutidos
  • Azúcar añadido
  • Sal en exceso

No todos los alimentos procesados son perjudiciales para tu salud. Tienes que leer las etiquetas de los ingredientes, consumir aquellos que puedes reconocer y evitar los que tengan muchos números y letras en sus códigos.

alimentación saludable y sostenible

Practica la alimentación saludable más sutil 

No solo de alimentos vive el hombre, sino que hay muchas otras actividades que también te alimentan… aunque de una forma más sutil.

Relacionarte de forma saludable, practicar deporte o alguna actividad física, dedicar tiempo al descanso o a tu hobby favorito se puede considerar una forma de alimentar tu mente, tus emociones y tu bienestar general.

Practica siempre que puedas todo aquello que te ayude a mantenerte en calma y te llena de energía. Prueba con alguna técnica de relajación,  practica unos minutos al día el mindfulness o descubre nuevas técnicas de respiración que te ayudarán a sentirte mejor.

Beneficios de una alimentación saludable

Hay una realidad innegable en la alimentación en los países industrializados y es que está llena de conservantes, colorantes, potenciadores del sabor, sal y azúcar en exceso, estabilizantes y otros ingredientes que son muy difíciles de identificar.

Si a todo esto le sumamos que el estilo de vida actual es bastante sedentario está claro que es necesario plantearse un modelo más saludable de alimentación.

Ya no es necesario salir a recolectar cada día los alimentos como se hacía antiguamente, ahora puedes encontrar alimentos muy nutritivos, frescos y saludables en todos los establecimientos. Solo necesitas llenar tu cesta de la compra con menos latas y más verduras.

¿Por qué los nutricionistas insisten tanto en recuperar un estilo de alimentación saludable? Porque los resultados de los estudios que se han hecho comparando una alimentación omnívora (consumo mayoritariamente de carne y sus derivados) con una alimentación basada en vegetales y frutas, no deja lugar a dudas de cuál es la más saludable.

Cómo seguir una alimentación saludable

Como sabemos que los cambios no siempre son fáciles, te damos algunas ideas para que empieces desde hoy mismo a incluir más vegetales en tus menús semanales.

En un menú saludable siempre deben estar presentes las verduras y hortalizas. Siempre que sea posible consúmelas crudas, y si las cocinas elige cocciones cortas como un salteado o a la plancha.

Estos son algunos ejemplos para que no te falte una buena ración de vegetales en cada comida:

  • Un buen plato de ensalada variada.
  • Verduras asadas o a la parrilla.
  • Tomates en rodajas aliñados.
  • Espárragos salteados.
  • Wok de verduras.
  • Crudités (palitos de apio, zanahoria, pepino) con guacamole.
  • Hummus con crudités.
  • Crema de verduras.
  • Smoothies o batidos verdes.
  • Pisto o escalibada.
  • Sopa de verduras.

Ya ves que una alimentación saludable no está reñida con disfrutar de preparaciones deliciosas, llenas de color y de sabor que irán sumando más calidad de vida a tus años a la vez que promueven una mayor sostenibilidad para el planeta. ¡Una alimentación de la que todos nos beneficiamos!

Airbiotic BlogLas claves de una alimentación saludable y sostenible

AÑADA UN COMENTARIO