cuidar los pulmones

Cómo proteger los pulmones con plantas medicinales

Airbiotic Blog Noticias Comentarios 299 Views

Proteger los pulmones no es algo que necesites hacer solo en invierno sino durante todo el año porque sin una buena respiración, tu salud puede resentirse.

Ayudar a que tus pulmones funcionen a pleno rendimiento es posible si sigues unas pautas básicas y en caso de que necesites una ayuda extra, existen plantas medicinales que serán tus aliadas para restablecer la función pulmonar de forma natural.

El sistema respiratorio

Sin respiración la vida no sería posible por eso es fundamental proteger los pulmones para mantenerlos saludables y también lo es aprender a respirar correctamente.

Cada día respiras una media de 20.000 veces, inspiras unos 5 litros de aire por minuto y una media al día de 82.000 litros de aire y esto no sería posible si los pulmones y las vías respiratorias no están a pleno rendimiento.

La salud de tus pulmones comienza en los orificios nasales que es por donde entra el aire que respiras. Ese aire es filtrado gracias a unos pequeños bellos llamados cilios y luego el aire continúa su recorrido pasando por la faringe.

El aire inhalado sigue su camino por la laringe, luego por la tráquea que también está revestida interiormente de cilios donde el aire es filtrado por segunda vez para evitar la entrada de alguna partícula extraña a los pulmones.

Finalmente la tráquea se divide en dos conductos llamados bronquios y que están conectados a los pulmones. Los bronquios se ramifican en bronquiolos y cada bronquiolo termina en unas minúsculas bolsas de aire denominadas alveolos.

Es en los alveolos donde tiene lugar el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono. El aire que respiras está compuesto por varios elementos pero es el oxígeno el más importante ya que sin oxígeno, las células del cuerpo no podrían obtener energía y mantenerse saludables.

El dióxido de carbono que se expulsa a través de la exhalación es el residuo que genera el cuerpo de forma natural tras llevar a cabo los procesos de producción de energía. Proteger los pulmones es fundamental para que puedas llevar la mayor cantidad de oxígeno a tus células y liberar los residuos de dióxido de carbono de tu organismo.

Cómo proteger los pulmones

Dada la importancia vital que tienen los pulmones y todo el sistema respiratorio, es importante que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones para proteger tus pulmones no solo cuando llega el invierno sino, durante todo el año:

Evita la contaminación ambiental

Evitar estar expuestos a la contaminación ambiental exterior es casi una misión imposible pero lo que sí puedes hacer para minimizar los posibles efectos nocivos es pasear por un parque y estar en contacto con la naturaleza el mayor tiempo posible.

En tu hogar procura ventilar los ambientes cada día, 10 minutos son suficientes para que se renueve el aire que respiras. En invierno evita poner la calefacción a más de 20º porque podría resecar el ambiente y en verano, no abuses del aire acondicionado.

Un ambiente seco no es beneficioso y si quieres proteger los pulmones puedes usar en tu hogar un humidificador que te ayudará a mantener una humedad media de entre un 40% y un 60% que es la recomendada por los especialistas en vías respiratorias.

Si tienes la suerte de vivir cerca del mar puedes beneficiarte de dar paseos por la orilla y respirar la brisa marina tan beneficiosa para el sistema respiratorio o si te gusta veranear cerca del mar, puedes practicar alguno de estos ejercicios cada vez que estés en la playa.

Respira correctamente

Respirar es un acto mecánico y quizás por eso no sueles prestar atención a cómo es tu respiración. ¿Tienes una respiración profunda? ¿Respiras superficialmente? ¿Respiras por la nariz o por la boca?

Siempre debes inhalar y exhalar el aire por la nariz, esta es la forma correcta de respirar. Las respiraciones deben ser profundas, seguidas de una pequeña apnea que es una pausa antes de expulsar el aire por la nariz.

Una buena forma de proteger los pulmones es que dediques unos minutos al día a respirar de forma consciente ayudándote de algunas técnicas de respiración que son muy fáciles de practicar y que te ayudarán a fortalecer tus pulmones.

respirar bien

Olvídate del tabaco

Decir todos los efectos perjudiciales que tiene el tabaco para la salud es una obviedad y recordarte que fumar es una de las principales causas de afección pulmonar también. Lo mejor es no empezar nunca a fumar y si estás pensando en dejarlo ¡Enhorabuena!

Dejar de fumar tiene muchos beneficios para tu salud y especialmente para la salud de tus pulmones y si ya has conseguido dejar de lado ese mal hábito, es importante que sepas cómo limpiar tus pulmones de las posibles sustancias tóxicas que se hayan acumulado en tu organismo.

Proteger los pulmones de forma natural

Una de las formas más naturales de proteger los pulmones es gracias a los principios activos que tienen algunas plantas medicinales.

En la naturaleza existen 4 plantas cuyas propiedades son muy beneficiosas para mantener saludable el sistema respiratorio, se trata del tomillo, el hinojo, el gordolobo y el saúco negro.

Estas 4 plantas juntas forman una sinergia maravillosa que potencian sus principios activos y le proporcionan un mayor bienestar a tu sistema respiratorio:

  • Actúan como expectorantes.
  • Calman la irritación de las vías respiratorias.
  • Relajan los músculos de las vías respiratorias.
  • Tienen una acción antibacteriana y antiséptica.
  • Sus principios son emolientes y antiespasmódicos.
  • Alivian la congestión pulmonar.
  • Refuerzan el sistema inmunitario.

Si a la acción de estas 4 plantas medicinales le sumamos los principios activos de la bromelina, una enzima que se extrae de la piña y que ayuda a evitar la acumulación de mucosidad en los pulmones, tiene un efecto depurativo y protege al sistema inmunitario del ataque de agentes patógenos, ya tienes uno de los mejores complementos alimenticios para proteger los pulmones.

Evita el sedentarismo

Mantener tu cuerpo activo y practicar alguna actividad física es muy saludable, promueve la circulación sanguínea, se oxigenan las células de tu cuerpo y los pulmones se ensanchan para coger más oxígeno y eliminar toxinas al expulsar el aire.

Si no puedes realizar actividades físicas que requieran de mucho esfuerzo, caminar 30 minutos al día es una buena opción y recuerda que si lo haces en espacios abiertos donde haya mucha vegetación, tus pulmones estarán muy contentos.

Aunque solemos acordarnos de proteger los pulmones cuando llegan los meses fríos recuerda que mantenerlos saludables es una tarea diaria, no solo de unos meses al año porque respirar, respiras todos los días pero saber respirar bien, es todo un arte.

Airbiotic BlogCómo proteger los pulmones con plantas medicinales

AÑADA UN COMENTARIO