alimentacion, alergias

Alergias, cómo combatirlas naturalmente y frenar sus síntomas

redes Noticias Comentarios 210 Views

La llegada del buen tiempo, el sol, calor, etc. siempre viene acompañada de las temidas alergias. Suben los niveles de polen (gramíneas) y la situación para las personas más indefensas (niños, personas mayores) se hace aún más difícil en las grandes ciudades.

Sin discutir la eficacia de las vacunas, existen ciertos alimentos que ayudan a aliviar los síntomas. Sobre todo, un refuerzo de varios de ellos combinados hará que la alergia sea mucho más llevadera. Tu cuerpo lo agradecerá.

El sistema inmunitario

Una gran red compleja de células, tejidos y órganos, todos trabajando en equipo para defendernos de los gérmenes. Eso es, a grandes rasgos, la composición y la función que tiene nuestro sistema inmunitario. Nos ayuda a reconocer estos “cuerpos extraños” y a mantenerlos fuera de nuestro organismo y, si no puede, encontrarlos y acabar con ellos.

Si nuestro sistema inmune no funciona bien, puede causar serios problemas. El resultado puede ser patologías entre las que se incluyen:

  • Alergia y asma: Son nuestras respuestas inmunitarias a sustancias que en general no son dañinas.
  • Enfermedades por deficiencia inmunitaria: Los trastornos que se producen cuando falta uno o varios de los componentes que forman el sistema inmunitario.
  • Enfermedades autoinmunes: Todos los trastornos que causan que el sistema inmunitario ataque por error a nuestras propias células y órganos.

Alergias, cómo combatirlas

Tus mejores aliados son los alimentos que poseen vitaminas y, en concreto, la vitamina B9 como Folato que tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a aliviar las reacciones alérgicas. Como comentábamos antes, una correcta dieta rica en nutrientes específicos hará que la alergia no te cause un problema, sea más llevadera y tú te encuentres más capaz, más viva y con ganas en tu quehacer diario.

vitamina c no acida

Te proponemos estos alimentos para hacer frente a los consabidos síntomas y que puedas seguir rindiendo con salud, usando productos naturales y sin necesidad de medicamentos:

  • Frutas ricas en vitamina C: Reducen la histamina frutas como las naranjas, fresas, sandía o manzanas, evitando la inflamación. Si eres de los que toleras mal la acidez, puedes probar con productos que contengan vitamina c no ácida, como la acerola.
  • Alimentos con vitamina E: Las verduras y hortalizas de color verde son las que poseen más cantidad de esta vitamina, como por ejemplo la lechuga, los espárragos o los guisantes. En su forma de d-alfa tocoferol es más efectiva.
  • Vitaminas grupo B: Abundan en los cereales integrales como el trigo, la avena o la cebada, además de en frutos secos como avellanas, almendras y nueces. Los complejos de este grupo de vitaminas son de mucha ayuda.
  • Pescados: Los pescados azules como el atún, el salmón, las sardinas o la caballa son ricos en ácidos grasos omega-3, los cuales reducen los síntomas de alergia y asma. El aceite de krill presenta concentraciones más altas.
  • Alimentos ricos en antocianinas: Las antocianidinas destacan por sus propiedades antiinflamatorias, que son capaces de neutralizar los efectos que las histaminas ejercen en el organismo. Abundan en arándanos, frambuesas, cerezas, ciruelas y uvas.

Incluye en tu dieta diaria estos alimentos en época de alergias y también para prevenir el malestar que ocasionan los síntomas.

Protégete adecuadamente

Siempre va a ser un buen momento para adoptar rutinas preventivas que pueden evitar inhalar el polen. Se trata más de una actitud ante la alergía que como responder a los problemas que ocasiona.

  • Para ello, puedes y debes evitar salir a la calle en las horas y lugares donde la concentración de polen es mayor: al amanecer y al atardecer en parques y jardines.
  • No olvides consultar diariamente cuál es la concentración de polen en tu ciudad.
  • Si es inevitable salir, toda precaución es poca, utiliza gafas de sol para proteger los ojos del polen.
  • Manten las ventanas de casa cerradas, especialmente si hace viento y sol, los mayores portadores de polen. Como sabes, son suficientes diez minutos para ventilar la casa, pero hay que hacerlo en el momento en que la concentración de partículas es más leve: a mediodía.
  • Hay que extremar la limpieza dentro y fuera de tu hogar, evita que el polvo se acumule en los rincones de tu casa. Si dispones de aire acondicionado, utiliza un filtro especial para el polen. Si conduces, revisa antes el filtro del polen y siempre marcha con las ventanillas subidas. La ropa se debe tender en el interior, para evitar que el polen se acumule.

Recuerda que en los días de más altos niveles de polen es conveniente darse una ducha al llegar a casa y cambiarse de ropa para eliminar todos los restos acumulados sobre el pelo, piel y ropa.

redesAlergias, cómo combatirlas naturalmente y frenar sus síntomas

AÑADA UN COMENTARIO