vitamina C

Vitamina C. Mucho más que una vitamina para combatir el resfriado

Airbiotic Blog Noticias Comentarios 267 Views

Si buscas combatir el resfriado o que tu sistema inmunológico esté fuerte seguramente lo primero que te viene a la cabeza es la vitamina C pero, quizás no sepas que esta vitamina además de ayudarte a combatir el resfriado, puede hacer mucho más por tu bienestar general.

Parece que en los meses más fríos la vitamina C está en boca de todos. Desde beber un vaso de zumo de naranja por las mañanas, pasando por la opción de los beneficios de beber agua con limón o la de incorporar más cítricos en tu alimentación, la vitamina C está presente.

Qué es la vitamina C

También conocida como ácido ascórbico se trata de uno de los nutrientes más importantes para tu organismo ya que está implicada en más de 300 procesos bioquímicos.

El ácido ascórbico no sólo se encuentra en forma de ácido sino que también existe formando sal con minerales como el magnesio, lo que hace al compuesto en sí mucho más alcalino con un pH más regulado evitando así la acidez estomacal.

Es una vitamina hidrosoluble, lo que significa que necesita de un medio acuoso para poder disolverse. La vitamina C es uno de los nutrientes esenciales que no te pueden faltar y que necesitas de un aporte mínimo diario que incorporas a través de ciertos alimentos ya que el cuerpo no puede producirla por sí mismo ni tampoco almacenarlo como reserva.

Por qué necesitas vitamina C

Las propiedades de la vitamina C van mucho más allá de las de ayudarte a combatir el resfriado, minimizar y reducir sus síntomas o subir tus defensas aunque popularmente siempre se la ha relacionado con la prevención de gripes y resfriados.

Sus propiedades son tan amplias que abarcan muchos otros aspectos que el de combatir el resfriado. Estas son algunas de las más destacadas:

  • Contiene grandes cantidades de antioxidantes.
  • Estimula el metabolismo.
  • Contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario.
  • Ayuda en la cicatrización de las heridas.
  • Indispensable para la formación de colágeno.
  • Ayuda en la formación de anticuerpos.
  • Favorece la formación de tejido conjuntivo.
  • Ayuda a mantener saludables los vasos sanguíneos, los cartílagos, la piel y los huesos.
  • Normaliza la formación de adrenalina.
  • Previene el cansancio y la fatiga.
  • Mejora los estados anémicos.
  • Necesaria para la buena absorción del hierro.

Qué ocurre cuando hay carencia de vitamina C

Ya has visto cuántas y cuán variadas son las propiedades que tiene la vitamina C para mantener el buen funcionamiento de tu organismo. Son más de 300 los procesos bioquímicos de tu cuerpo que necesitan de la presencia de esta vitamina para llevar a cabo su función correctamente.

Los requerimientos diarios de vitamina C son más elevados que los de las otras vitaminas ya que se elimina rápidamente a través de la orina por eso, es importante que no decaiga su ingesta a lo largo del día.

Afortunadamente en la actualidad ya no es habitual contraer escorbuto por una insuficiencia de vitamina C, prácticamente está desterrada esta enfermedad típica de épocas pasadas que afectaba a los marineros que pasaban largas temporadas en alta mar sin alimentarse de frutas y verduras.

Existen ciertos síntomas que pueden estar asociados a una carencia de vitamina C. En el caso de que sufras alguno o varios de ellos, lo ideal es que consultes con tu médico quien, a través de una analítica, podrá confirmar cómo están tus niveles de esta vitamina.

Estos son algunos de los posibles síntomas que podrían indicar unos niveles bajos de vitamina C:

  • Cansancio o fatiga.
  • Encías inflamadas.
  • Aparición de pequeñas manchas en la piel de color rojo o morado.
  • Dolor en las articulaciones.
  • Mala cicatrización de las heridas.

¡Si eres una persona fumadora, este dato puede interesarte! Los fumadores necesitan más cantidad de la recomendada de vitamina C al día para paliar los daños causados por la acción de los radicales libres en el organismo.

Tanto los fumadores como las personas en situación de estrés, debido al exceso de adrenalina liberada, necesitan aumentar las dosis diarias de esta vitamina para conseguir sintetizar el colágeno y evitar la oxidación de las células que se traduce en envejecimiento prematuro.

Cómo combatir el resfriado naturalmente 

Una forma natural de prevenir y de combatir el resfriado es empezar un poco antes de la llegada de los meses más fríos, reforzando tu sistema inmunológico con una suplementación a base de vitamina C.

La ventaja de los suplementos alimenticios, además de tener la certeza de que se está consumiendo la cantidad diaria necesaria de vitamina C para no tener déficit es que te aseguras de que sus propiedades se mantienen intactas.

De todo el grupo vitamínico, esta es una de las vitaminas más frágiles ya que es muy sensible a la acción de la luz, se oxida rápidamente y es inestable al calor. Ahora comprendes por qué tu madre seguramente te decía: “¡Tómate el zumo de naranja que se oxida”!

vitamina C

Vitamina C, la fuente de la juventud

Sin colágeno la piel se vuelve flácida, envejece antes, pierde su luminosidad y comienzan a aparecer las temidas arrugas y las líneas de expresión.

El colágeno se encuentra en el 75% de la piel, en el 70% de los cartílagos y en el 30% de los huesos. Por eso ayudar a tu cuerpo a generar colágeno puede ayudarte a prolongar la salud de tus células.

Si tienes en cuenta que es a partir de los 25 años cuando el organismo comienza a perder la capacidad de generar colágeno comprenderás la importancia que tiene para el organismo la presencia de la vitamina C.

No solo te está ayudando a combatir el resfriado o a prevenir sus síntomas sino que también, es una gran aliada a la hora de retrasar el envejecimiento prematuro, ayudarte a prevenir posibles lesiones en las articulaciones o cartílagos y también, a reforzar tu sistema óseo.

Son muchas las marcas de cosmética que ofrecen productos de belleza a base de colágeno pero ahora ya sabes que la clave está en mantener unos buenos niveles de vitamina C en tu organismo y de esta forma, te aseguras tener una buena producción natural de colágeno que hará que tu piel, luzca joven por más tiempo.

Si buscabas combatir el resfriado habrás descubierto que la vitamina C puede ser una de tus mejores aliadas en muchas otras situaciones de tu vida. ¡Una vitamina imprescindible en tu botiquín natural!

Airbiotic BlogVitamina C. Mucho más que una vitamina para combatir el resfriado

AÑADA UN COMENTARIO