guisante

Guisante, fuente de proteína natural

Airbiotic Blog Noticias Comentarios 228 Views

Además de su contenido principal, la proteína, también es una legumbre rica en vitaminas y fibra, aunque por su aspecto, parece más una verdura. Desde el Neolítico se sabe de su existencia cuando fue cultivado por el hombre poco después del trigo, aunque se cree que su origen podría ser anterior. Se ha consumido siempre bien seco, bien cocinado, pero ahora está encontrando su lugar en la alta cocina como producto fresco, natural y nutritivo, sin apenas ser hervido. Ha sido fuente de estudio indispensable del campo de la genética, donde Mendel nos hizo entender con sus conclusiones, lo que significa “dominante” y “recesivo”. Por si no lo has averiguado todavía, hoy hablamos del guisante. Conoceremos sus orígenes, tipos, características y valores nutricionales. Aprende.

De Asia a Europa

Sí que es cierto que no está del todo claro su origen en tiempo y lugar exactos, pero ya se encontraron restos prehistóricos calcinados de semillas y de la legumbre seca. Se ha venido consumiendo en Asia, sobre todo en India y China por más de 7.000 años, formando parte importante de la dieta; como decíamos antes, por su consumo en seco. Se tiene conocimiento de su uso en Europa desde el siglo II a.C. importado por comerciantes de Oriente Medio, que ya los utilizaban habitualmente. No fue hasta la época del Renacimiento que se empezó a valorar su uso fresco y no solo como harina o forraje para ganado. Otro ejemplo más de alimento que no ha sido valorado hasta pasados siglos y siglos, como lo puede ser también el marisco, consumido inicialmente por los pobres y que ahora se paga bien caro, principalmente en Navidades.

Entre las variedades de guisante más conocidas se encuentran el Tirabeque, de origen español y que presenta la curiosidad culinaria de que se come tanto el grano como la vaina; dentro de los que tienen la vaina ligeramente curvada destacamos: Asterix, Voluntario y Lincoln, con diferentes tipos de grano y color. De plantas pequeñas, incluimos las variedades Negret y Aureola. Como excepción, presentando una vaina de color amarillento se encuentra Mangetout. No podemos olvidarnos de la tan apreciada “perla verde” del cantábrico, más conocido como guisante lágrima, pero cuya variedad tiene nombre real, Príncipe Alberto.

Guisante, Rico en Proteína y Vitaminas

Al contrario que con otros alimentos, los nutricionistas se ponen de acuerdo a la hora de valorar al guisante como fuente de proteínas, vitaminas y fibra. Tiene poco aporte calórico y se puede consumir todo el año, pese a que solo se consigue fresco en primavera.

El alto contenido en fibra que posee nos ayuda con el correcto funcionamiento del sistema digestivo, mejora la absorción de nutrientes y consigue mantener controlado el colesterol e incluso la diabetes. Además, está muy indicado en dietas pobres en proteína como la vegetariana o para dietas de adelgazamiento.

Presenta Vitaminas y Minerales en su composición como Tiamina (B1), A, C, K, Magnesio y Potasio; sin embargo, apenas tiene Sodio y grasa, lo que le convierte en un alimento saludable a tener en cuenta en nuestra dieta.

Airbiotic BlogGuisante, fuente de proteína natural

AÑADA UN COMENTARIO