alergia, burbujas

el cuento incómodo de una alergia de verano

Airbiotic Blog Noticias Comentarios 175 Views

El 8 de julio se celebra el Día Mundial de la Alergia, con el objetivo de concienciar a la población de la importancia de educar para la prevención de las enfermedades causadas por las alergias, así como de la búsqueda de tratamientos efectivos que mejoren la calidad de vida de las personas que las padecen.

El Día Mundial de la Alergia, resulta una fecha oportuna, sobre todo en estos difíciles momentos que atraviesa toda la humanidad debido a la pandemia mundial conocida como Covid-19 y que resulta más peligrosa para todas aquellas personas diagnosticadas con este padecimiento.

Se hace un llamamiento a una mayor concienciación tanto de los pacientes, como a todos los encargados de atender esta emergencia sanitaria, de tomar las precauciones y medidas necesarias para que la enfermedad no cause más estragos en la población.

Puede pasar a personas que durante el año no muestran síntomas y, cuando ponen rumbo a su destino vacacional, los comienzan a presentar.

¿Que son las alergias y cómo se producen?

Las alergias son reacciones exageradas del sistema inmunológico, que al estar en contacto con ciertas sustancias se encuentran en el ambiente como polvo, ácaros, animales, plantas, ciertos alimentos, picaduras de insectos y algunos fármacos, pueden provocar reacciones alérgicas en las personas.

Esta enfermedad se produce por una abrupta liberación de mediadores inflamatorios y que son los primeros causantes de los síntomas que experimentan los pacientes. Por otro lado, también se sabe que las alergias pueden ser hereditarias, por eso, es necesario realizar estudios anticipados en los niños, una vez que han nacido para de esta forma tomar las debidas precauciones y evitar que la enfermedad se desencadené, trayendo complicaciones futuras.

Solemos asociar las alergias a la primavera. Pero en vacaciones hacemos más actividades fuera de casa y eso incrementa el riesgo de sufrir reacciones alergicas.

Hay muchos factores que pueden causarnos alergias en verano, los más comunes son el polen, la exposición al sol y las picaduras de insectos, pero hay muchos más.

En este periodo estival, el polen suele provenir de flores pequeñas, como las gramíneas, pastos y la mayor parte de los cereales. La alergia al polen en esta época produce congestión ocular y nasal con intenso lagrimeo, picazón de ojos y nariz, estornudos frecuentes, descarga de mucosidad y, en algunos casos, crisis asmática.

Otras alergias, protégete

Otra alergia en verano común es la urticaria y eczema. Los principales causantes son el calor y la exposición al sol.

Un complemento nutricional es ideal para combinar con los protectores solares, ya que alrededor del 50% de la radiación solar afecta a tu piel aun cuando usemos cremas de protección solar.

La alergia solar se debe a un mecanismo de hipersensibilidad que da lugar a dermatitis fotoalérgica y a urticaria solar.

Las causas más frecuentes de reacciones fotoalérgicas son las cremas de protección solar y algunos medicamentos antiinflamatorios aplicados en forma de gel o crema sobre la piel. También determinados fármacos antiinflamatorios pueden producir fotosensibilidad por mecanismo fototóxico.

También son usuales las avispas y las abejas, principales causantes de la alergia a insectos, así que, si vas a estar al aire libre, procura vigilarlas, ya que su picadura puede generar una reacción.

  • Evitar pasear por praderas en floración o campos de trébol. No caminar descalzo, sobre todo en piscinas con césped.
  • No utilizar ropa de colores llamativos ni estampados. Es mejor utilizar verde suave o marrón claro.
  • Evitar utilizar colonias o perfumes en salidas al campo.
  • Las ventanillas de los coches han de ir cerradas.
  • Las redes o insecticidas son herramientas útiles en lugares cerrados.

El misterioso auge de las alergias a los alimentos

Se calcula que 7 de cada 10 reacciones alérgicas a alimentos se producen al comer fuera de casa. Y en verano es cuando más frecuentamos terracitas, restaurantes…

Cuando desconocemos los ingredientes, hay que estar alerta sobre todo con los ingredientes que a menudo están más o menos ocultos, como:

  • Leche, huevo o frutos secos en los helados.
  • Frutas como melón, kiwi y melocotón en postres y batidos.
  • Mariscos en pastas y ensaladas.
  • Las frutas propias del verano, como melocotón o paraguaya, también pueden producir reacciones alérgicas generalizadas graves debido a unas proteínas que se encuentran principalmente en la piel».
  • Sandía o melón producen con frecuencia síndrome de alergia oral, «que consiste en picor en la zona orofaríngea y edema en los labios, sobre todo en pacientes alérgicos al polen de gramíneas. Pero no suelen producir reacciones graves».
  • La dieta desempeña un papel importante: “Comemos más alimentos procesados y grasas saturadas de origen animal, y menos frutas y verduras”. Todo ello perjudica a los microbios que habitan en nuestros intestinos (microbiota o flora intestinal).
  • Las teorías para explicar este incremento difieren, pero una idea se repite: los cambios en el estilo de vida. “Es uno de los precios que hemos pagado por el desarrollo”.
  • Ojo con el anisakis: un parásito que en su fase larvaria puede aparecer en el aparato digestivo de diferentes pescados como merluza, sardina, bacaladilla… Si ese pescado se ingiere crudo o poco cocinado sin haberlo congelado previamente, esa larva puede dar lugar a problemas digestivos y alérgicos.

Las enzimas digestivas tales como la bromelaína y otras enzimas proteolíticas han sido propuestas como tratamiento para las alergias alimenticias, con base en la idea razonable de que el digerir proteínas ofensivas reducirá las reacciones alérgicas a ellas.

Alergia respiratoria también en verano

Las alergias respiratorias, rinitis y asma, otras de las alergias de verano, se manifiestan más en determinados hábitats por lo que si hay afectados por polen, ácaros o hongos deben saber a qué tipo de lugar viajan.

Contacto con animales

En ocasiones se viaja a entornos rurales donde se entra en contacto con especies con las que normalmente no hay relación directa y que pueden provocar alergia, como caballos, ovejas, cabras, etcétera. Las alergias a animales más frecuentes son a los gatos o perros, pero también pueden producirse a ratones, cobayas, hámster y caballos. Las proteínas del pelo, la saliva o la orina de mascotas domésticas pueden producir una reacción alérgica que ataca a los ojos y las vías respiratorias en forma de rinoconjuntivitis y asma alérgicos.

Los alérgicos al polvo pueden sufrir síntomas en la zona de costeras donde la humedad es mayor.

Otros factores que pueden causarnos reacción son bañarnos en piscinas con cloro, los ácaros de las viviendas de alquiler, que suelen estar muy presentes en zonas costeras.

Alergia al cloro o a determinados agentes químicos usados en la depuración de aguas, más aún en el caso de los menores. Podría así pasar que aquellos con asma o con hiperreactividad bronquial sufran más de la cuenta al tragar agua clorada, produciéndose pequeñas inflamaciones en el sistema respiratorio.

Las piscinas con exceso de cloro o cloramina al irritar la mucosa nasal pueden producir un moqueo constante (rinitis), ya que, en elevadas concentraciones, estos productos desinfectantes resultan irritantes.

Si se bañan en piscina siempre hay que ducharse después, para quitar el cloro de su piel porque puede empeorar su dermatitis.

Y una última recomendación para todos los niños asmáticos y no asmáticos, pequeños, medianos y mayores: VIGILANCIA en el agua y máxima seguridad para salvaguardar su integridad.

TATUAJES

Los tatuajes de henna se pueden realizar durante todo el año, pero es en verano cuando proliferan en zonas costeras personas que ofrecen este servicio. En realidad, la henna natural es enriquecida con un producto de fuerte concentración que permite fijar mejor el tatuaje, la parafenilendiamina. Es esta sustancia la que puede provocar algunos casos de dermatitis y alergia.

En las alergias de verano, la anafilaxia es la reacción alérgica más grave y puede ser: cutánea (urticaria y/o angioedema), respiratoria (asma), digestiva (dolor abdominal, vómitos, diarrea), circulatoria (hipotensión, palpitaciones, taquicardia, hipotensión).

urticaria acuagénica

Urticaria acuagénica es una extraña alergia al agua que tienen muy pocas personas en todo el mundo y que se manifiesta en forma de habones, sensación de ardor, rojeces y ampollas en la piel cuando entra en contacto con el agua.

Otros síntomas como dolores de cabeza e hinchazón de labios, o en casos más graves de broncoespasmo u obstrucción de la garganta.

Algunas personas extremadamente sensibles también pueden manifestar problemas en la boca o la garganta a la hora de beber agua.

TOMAR «CHLORELLA» EN VERANO, PROPIEDADES ANTIALÉRGICAS

Chlórella tiene propiedades antiinflamatorias, que pueden inhibir la secreción de histamina proinflamatoria.

Esta alga de agua dulce tiene un gran efecto depurativo del hígado, que es el órgano que se encarga de filtrar la sangre y de eliminar las sustancias tóxicas.

Hacer una cura, tomando alga chlorella cada día durante un mes para depurar el organismo, y aminorar los síntomas de la alergia, darles chlorella puede brindarles un gran alivio de la rinitis, alergia al cloro o a determinados agentes químicos usados en la depuración de aguas, más aún en el caso de los menores. Podría así pasar que aquellos con asma o con hiperreactividad bronquial sufran más de la cuenta al tragar agua clorada, produciéndose pequeñas inflamaciones en el sistema respiratorio.

Suplementos naturales para un verano sin alergias

¿Qué vitaminas son buenas para la alergia?

Vitamina C

La vitamina C estimula el sistema inmunitario. También actúa como un antihistamínico natural. Según un estudio de 2018 sobre la vitamina C en el tratamiento de las alergias, el estrés oxidativo juega un papel clave en las enfermedades alérgicas.

MSM

Ayuda a mitigar los efectos de alergias y/o enfermedades respiratorias.

Al bloquear los receptores de la histamina, el MSM actúa como un “guardaespaldas” que decide fuera de la membrana celular qué cantidad de histamina puede causar inflamación, hinchazón o retención de líquidos.

Los efectos antiinflamatorios potentes de MSM para el cuerpo reducen la hinchazón, uno de los síntomas más frecuentes de las reacciones alérgicas.

Distintas investigaciones han comprobado que es capaz de reducir los síntomas de aquellas personas que sufren asma o fiebre del heno. Por tanto, se puede decir que mejoran notablemente con la toma de metisulfonilmetano.

Pulm-6 Producto exclusivo para una gran ayuda en rinosinusitis, asma , bronquitis, gripes y resfriados.

Antihistamínicos naturales

La Cúrcuma originaria de la India favorece el bloqueo de inmunoglobulina E, previniendo o disminuyendo los síntomas de las alergias.

Los probióticos bloquean la producción de inmunoglobulina E (sustancia liberada por el sistema inmunológico en defensa a los alérgenos y que produce estornudos, mucosidad, etc.), por lo que ayudaría a disminuir la reacción alérgica y a aliviar los síntomas.

El suplemento dietético FOS AB es un simbiótico – la composición del producto combina cultivos de bacterias lácticas seleccionadas de concentración increíblemente alta, que han sido enriquecidos en fructooligosacáridos (prebiótico), que son la fuente de energía para las bacterias suministradas.

La ortiga bloquea los efectos de la histamina en las personas alérgicas al polen, ayuda a frenar y evacuar la producción de mucosidad y los ataques de tos producidos principalmente por la alergia al polen e incluso por la fiebre del heno.

Té verde Este es, sin duda, uno de los mejores antihistamínicos naturales debido a que en su composición se encuentran dos sustancias con acción antioxidante: las catequinas y la quercetina. Estos elementos son los que reducen la producción de histamina.

Equinácea Es una de las plantas que mejor ayudan de forma natural a tus defensas. No solo es un antibiótico natural, sino que se encarga de fortalecer tu sistema inmunitario.

Conclusión

Incluir técnicas neuropáticas y de estilo de vida en su regimiento de alergias estacionales, puede ser útil para reducir la dependencia de los antihistamínicos y los descongestionantes nasales y proporcionar un alivio a más largo plazo.

¡Que la hora del baño sea un tiempo de diversión y dejemos los riesgos a un lado!
Y tú, ¿conseguirás evitar con sobresaliente, cualquier alergia este verano?
¡Nosotros esperamos que después de este artículo, sea un sí rotundo!

Airbiotic Blogel cuento incómodo de una alergia de verano

AÑADA UN COMENTARIO