asma,mujer,naturaleza

suspiros del asma

Airbiotic Blog Noticias 960 Views

El origen del Día Mundial del Asma, fue por primera vez el 5 de mayo de 1998, en el marco de la primera Reunión Mundial sobre el Asma efectuada en Barcelona. Es uno de los eventos de educación y concienciación sobre el asma más importante del mundo.

A partir de 2022 se celebra el primer martes de mayo, que este año 2023, será el 2 de mayo.

Asma, ya descubierto en la antigüedad

Fue el médico griego Hipócrates (460-377 a. C.) de los primeros en describirla, aunque el término era usado para referirse a un síntoma y no a una enfermedad. La mayor contribución para el entendimiento del asma en el siglo XIX fue hecha por Henry Hyde Salter.

Las primeras menciones a los síntomas de asma datan del año 2600 a. C. en la región de la actual China, y hacían referencia a síntomas como “respiración silbante” o “jadeo” que se trataban con vapores de extractos vegetales, si bien aún no estaba perfectamente definida como tal.

Los médicos de la Grecia clásica utilizaron por primera vez la palabra asma (asuma) para describir la respiración dificultosa o jadeante. elaborando teorías en las que la enfermedad era causada por un desajuste interno que podría ser restaurado a través de dieta, remedios animales o vegetales, oraciones o cambios en el estilo de vida.

La medicina india sigue utilizando técnicas de control de la respiración como parte del tratamiento del asma.

Desde la Antigüedad, médicos, farmacéuticos y pacientes, gracias al método empírico de la prueba y el error, fueron descubriendo diversas medicaciones, fundamentalmente remedios obtenidos del reino vegetal, para aliviar los síntomas del asma.

¿Qué es el asma?

El asma es una patología de las vías respiratorias que ocasiona que los pulmones no funcionen de forma correcta. Esto provoca que tanto la entrada como la salida del aire no sean de calidad por una inflamación crónica del aparato respiratorio.

Generalmente las personas que sufren esta enfermedad son más vulnerables a factores externos como el clima, el polvo, el humo y sustancias químicas, los cuales pueden fácilmente desencadenar un brote de asma.

Principales síntomas del asma

  • Respiración sibilante, caracterizada por la presencia de sonidos similares a los de un silbido. Es más notable si la persona está agitada o cansada.
  • Tos improductiva, que suele ser más recurrente durante la noche y en las primeras horas de la mañana.
  • Dificultad para respirar y sensación de ahogamiento.
  • Sensación de opresión en el pecho.
  • Puede haber presencia de secreción o mucosidad al toser.

¿Cuál es el virus que provoca el asma?

El virus respiratorio sincitial (VRS) causa aproximadamente el 70-80% de todas ellas, seguido por rinovirus, adenovirus, metapneumovirus (HMPV) y bocavirus (HBoV).

El asma suele dividirse en dos categorías principales: extrínseca e intrínseca.

La primera se considera de tipo alérgico. La intrínseca se asocia a una reacción bronquial no debida a alérgenos sino a productos tóxicos, aire frío, ejercicio, infecciones o estados emocionales intensos. Pero en ambos tipos se liberan sustancias como la histamina, implicadas en los procesos inflamatorios.

Hay que destacar que todavía no existe una cura total para este mal, pero sí métodos muy interesantes para el control de esta. Hoy en día es posible tenerla bajo control, llevando una vida saludable.

La gran paradoja del asma es que, mientras nuevos tratamientos han mejorado de manera sustancial la calidad de vida de los enfermos, el número de personas jóvenes atendidas en los hospitales por este mismo padecimiento y los casos de muertes en ancianos se han visto dramáticamente incrementados en los últimos 20 años. Además, 1 de cada 4 niños que presentan sibilancias se ve afectado persistentemente o recurre al llegar a la edad adulta, lo que sugiere que de alguna manera el asma del adulto puede ser determinado primariamente en la infancia.

El mañana del asma comenzó ayer

En el momento actual, el conocimiento científico enfatiza, que un correcto control del asma implica la utilización combinada de diferentes medicamentos, la reducción de los riesgos ambientales, la identificación de posibles desencadenantes y el aumento de la confianza y de la colaboración del paciente a través de un mejor conocimiento de su proceso. Las investigaciones se dirigen ahora a la integración de la genética, el medio ambiente y las implicaciones del sistema inmunitario en el asma.

Para muchos investigadores, la susceptibilidad asmática se desarrolla muy temprano en la vida, incluso intraútero, por lo que el tabaco, la dieta y la exposición a alérgenos de la madre gestante pueden desempeñar un papel importante que habrá de determinarse en los próximos años.

Factores ambientales, incidencia actual del asma

Se calcula que en España hay más de tres millones de adultos asmáticos y más de medio millón de niños hasta los 14 años. El hecho de que el asma haya doblado su incidencia en los últimos años obliga a centrar la atención en determinados factores ambientales.

No solo se debe a estímulos alergénicos (ácaros del polvo, pólenes, pelo animal), sino que se relaciona con factores relativamente nuevos como la contaminación ambiental (química y electromagnética), el humo del cigarrillo, la alimentación industrial (aditivos como conservantes y colorantes), el abuso de fármacos (antiinflamatorios y betabloqueantes) y vacunas, así como el estrés y más recientemente el cambio climático.

Los antibióticos pueden modificar la flora intestinal y aumentar la presencia de levaduras (Candida albicans). Lo que a su vez favorece una alteración inmunitaria con respuestas exageradas frente a sustancias comunes presentes en el aire.

El tratamiento farmacológico del asma (corticoides, broncodilatadores, etc.) es útil y necesario en muchas ocasiones, pero no está exento de efectos secundarios.

El asma es causada también por debilidad del bazo y el estómago, la preferencia por comidas saladas y ricas en grasa que pueden provocar acumulación de flema en pulmón.

El REFLUJO EXACERBA EL ASMA

Una teoría es que el ácido que sube por el esófago estimula el nervio vago, que puede estrechar y constreñir las vías respiratorias. El nervio vago, que conecta el cerebro y el intestino, supervisa muchas funciones vitales del cuerpo, incluida la digestión y la respiración.

PROBIOTRAVEL 20: Gran aliado frente a las alergias y enfermedades atópicas como el asma, dermatitis, rinitis alérgica. Reduciendo la inflamación intestinal, incrementando la inmunoglobulina A (asociada a respuestas frente a patógenos en mucosas) y disminuye la secreción de inmunoglobulina E( asociada a alergias). Tiene efecto regulador del sistema inmune.

Probiótico de 12 cepas exclusivas, seleccionadas por su resistencia a la acidez estomacal, 20.000 billones de microorganismos por capsula, no necesitan refrigerador son ideales para los viajes.

Una dieta equilibrada, rica en alimentos no procesados y de origen vegetal, parece ser la más indicada para prevenir el asma.

COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS AIRBIOTIC PARA PREVENIR O ALIVIAR LOS SÍNTOMAS DEL ASMA.

Empieza a usar la terapia con Antioxidantes.

Las antocianidinas son pigmentos hidrosolubles presentes en las bayas de algunas frutas, especialmente en las que presentan un color azul-púrpura como en el mirtilo, la uva negra, el arándano y la grosella entre otros. Inhiben la liberación de la histamina; por lo tanto, resultan muy indicadas en las alergias, fiebre del heno, asma alérgica, reacciones cutáneas producidas por factores ambientales, alimentos, ácaros, etc. ¡VAYA BAYA!

La Vitamina C resulta muy útil por ser un gran antioxidante natural. Tomarla cuando se realiza actividad física intensa ayuda a quienes sufren broncoespasmo inducido por el ejercicio.

La Vitamina B12 disminuye la aparición del broncoespasmo en procesos asmáticos no alérgicos, como en los inducidos por sulfitos (presentes, por ejemplo, en el vino).

Cúrcuma: Se considera un remedio natural potencial para el asma gracias a las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes de la curcumina, el ingrediente activo de la cúrcuma. propiedades expectorantes y broncodilatadoras. Reduce la presencia de hongos (candidiasis orofaríngea) producida por efecto secundario de algunos medicamentos utilizados para el tratamiento del asma.

El Magnesio interviene evitando el broncoespasmo. Una mayor concentración intracelular de este mineral ejerce además un beneficioso efecto antiinflamatorio.

Vitamina D, bajos niveles se relaciona con un aumento de marcadores alérgicos como la IgE y los eosinófilos.

Esta vitamina es importante en el embarazo, pues los hijos de madres deficientes tienen mayor riesgo de padecer asma.

Omega-3 – Diversos estudios han determinado que los aceites ricos en Omegas 3 pueden ayudar a desinflamar considerablemente las vías respiratorias y mejorar la función pulmonar.

PULM-6 EL MEJOR ALIADO PARA EL ASMA Y TOS ASMÁTICA

TOMILLO, GORDOLOBO e HINOJO, tienen la propiedad de limpiar las vías respiratorias, abrir los alveolos pulmonares para que puedas respirar mejor y también consiguen moderar los ataques de tos asmática contribuyendo a un mayor bienestar respiratorio.

Si buscas remedios naturales para combatir el asma, ten presente estas tres plantas que puedes encontrar en PULM-6, junto con otras plantas y vitaminas en un complemento alimenticio totalmente natural.

Fatiga, otro síntoma frecuente del ASMA

El asma limita la capacidad de su cuerpo para almacenar oxígeno eficazmente y eso puede hacerlo sentirse cansado. Inclusive un esfuerzo mínimo puede ser agotador.

Las personas con asma, alergias y afecciones pulmonares tienen más probabilidad de desarrollar broncoespasmos. Los posibles síntomas del broncoespasmo incluyen tos, dificultad para respirar y dolor en el pecho.

Un problema pulmonar, puede causar dolor de espalda o dolor cervical.

Aunque los signos clínicos más frecuentes cuando hay un problema en los pulmones, son catarros, bronquitis y asma, se pueden ver otros signos y síntomas, tales como dolor en hombros, dolores musculares de cuello y dolor de espalda.

Pueden disminuir su contribución de sangre, pleural y el impacto en la movilidad de las articulaciones. Por esta razón, podemos decir que los problemas de pulmón pueden ser los desencadenantes de un dolor cervical y dolor de espalda.

EL ASMA Y LA MENTE, UN VINCULO ESTRECHO

Los neumólogos comprueban cada vez más la relación del asma con el estrés, la ansiedad o la depresión, evidenciando que el componente emocional afecta a la evolución y el pronóstico de la enfermedad.

La posible relación entre asma y emociones ha sido constatada de manera científica por investigadores, que han comprobado que hay dos regiones del cerebro (el córtex cingulado anterior y la ínsula) implicadas en la inflamación y obstrucción de las vías respiratorias.

Se ha descubierto que cerca de un 50% de las personas asmáticas desarrollan síntomas depresivos y ansiedad, lo que los hace propensos a ataques más frecuentes que el resto. Es por ello por lo que muchas veces se les trata con antidepresivos, y de esta forma, disminuyen notoriamente sus síntomas y crisis asmáticas.

La ansiedad puede afectar al asma a través de la respiración agitada, y se relaciona con las respuestas que acompañan a este estado emocional tan intenso (llorar, reír, etc.).

Sucede en ocasiones que el asmático, frente al miedo a sufrir un ataque, puede en cierta medida favorecer su aparición, anticipando mentalmente lo que puede suceder.

Las personas pueden encontrar alivio a los síntomas del asma al hacer algunos cambios en el estilo de vida para ayudar a controlar sus niveles de estrés. Entre ellos hay suplementos alimenticios que contribuyen a ello, sin tener las contraindicaciones que acarrean los medicamentos.

L-Theanina es una sustancia segura. No tiene efectos secundarios adversos, no interacciona con medicamentos y no produce adicción. Además, tiene una acción rápida, a los 30-40 minutos de su ingesta. Una gran aliada a la hora de estar más tranquilo, relajado y con mejor estado de ánimo, actúa como relajante y calmante. Además, facilita la reducción del estrés e irritabilidad sin alterar el estado de alerta.

Azafrán(Crocus Sativus), es sedante, con excelentes propiedades para combatir la tos convulsiva y los ataques de asma.

OTRAS ESTRATEGIAS PARA SUPERAR EL ASMA

  • Evitar la leche de vaca: La homogenización de su proteína crea moléculas capaces de atravesar la pared intestinal y causar síntomas a nivel de la mucosa respiratoria.
  • Higiene: Si el polvo es un alérgeno, conviene eliminar las alfombras y cortinas que lo acumulen, así como limpiar las habitaciones con un paño húmedo. Hay sistemas para depurar el aire de las casas.
  • Agua: No estar bien hidratados y no tener suficiente vapor de agua en los pulmones hace que las vías respiratorias se contraigan. La hidratación es básica para la salud respiratoria. Nos ayuda a mantener la mucosidad en movimiento. Si esta se acumula en las vías respiratorias y los pulmones es más probable que suframos una infección.
  • Manzanas: El contenido en flavonoides ayuda a abrir las vías respiratorias.

LOS SUSPIROS Y EL ASMA

Suspirar es una respiración profunda y una larga exhalación. Debido a que el asma estrecha el flujo de aire en su cuerpo, los suspiros sirven para que entre o salga el exceso de aire de su cuerpo.

El cerebro “escoge” qué tipo de respiración necesita en cada momento. Ahora bien, los que se encargan de este trabajo son dos tipos de neuronas muy concretas que están alojadas en el tallo cerebral, las cuáles los expertos han llamado como “botones de suspiros”.

Existen suspiros voluntarios e involuntarios. Los últimos son en realidad un soporte importante para la salud y el mantenimiento de nuestros pulmones.

El cerebro interpreta a los suspiros involuntarios como un desahogo antes la frustración, la decepción, la pena, la derrota, …. Cuando se sienten emociones muy fuertes, el organismo genera adrenalina y norepinefrina, y los pulmones se llenan de aire como si estuviéramos corriendo. Pero ese aire no se gasta porque no estamos haciendo ninguna actividad física, entonces el cuerpo lo elimina en forma de un suspiro.

Cuando respiras normalmente, los pequeños sacos de aire en los pulmones, llamados alvéolos, a veces pueden colapsar. Esto puede afectar negativamente a la función pulmonar y reducir el intercambio de gases que se produce allí.

Los suspiros ayudan a prevenir estos efectos. un suspiro puede funcionar para volver a inflar la mayoría de los alvéolos.

Cuando los alvéolos se colapsan, se pone en peligro la capacidad de los pulmones para intercambiar oxígeno y dióxido de carbono. La única manera de hacerlos estallar para que se abran de nuevo es suspirar, lo que lleva el doble del volumen de una respiración normal. Si no se suspira, los pulmones fallarán con el tiempo.

Conclusión

Los remedios naturales a menudo pueden ayudar a personas que tienen asma a controlar algunos de sus síntomas. Pero solo deben usarse para ayudar al plan de tratamiento médico, no para reemplazarlo. No se conoce cura definitiva, pero sí formas de tratar de manera temporal los síntomas (mucosidad, problemas para respirar, sibilancias, etc.)

El estrés es un desencadenante directo e indirecto del asma.

Es evidente que no todas las personas que padecen asma pueden permitirse el lujo de alejarse del ‘mundanal ruido’ y de la ciudad unas semanas. Pero afortunadamente la madre naturaleza nos ofrece muchos otros remedios naturales para combatir el asma.

Airbiotic Blogsuspiros del asma