salud digestiva, mundo

Salud digestiva, reconcíliate con tu intestino

Airbiotic Blog Noticias Comentarios 262 Views

El 29 de mayo se celebra el día mundial de la salud digestiva, impulsado en el año 2005 por la Organización Mundial de Gastroenterología (WGO), para concienciar a la población sobre la prevención y tratamiento de las enfermedades digestivas.

La fecha del 29 de mayo se escogió por ser el día en que se fundó esta organización.

En España, la Fundación Española de Aparato Digestivo (FEAD), es la encargada de liderar a nivel nacional la campaña mundial de salud pública.

El intestino es la mayor superficie del organismo y está colonizado por más de 1.000 especies diferentes de microorganismos, que conforman la microbiota intestinal. Ésta tiene un papel fundamental en la salud del individuo, participando en funciones importantes.

El 30 % de los españoles padece problemas digestivos

Dolor abdominal, digestiones pesadas, flatulencia, diarrea, estreñimiento, retención de líquidos y problemas dermatológicos, son algunas de las consecuencias más comunes.

¿Qué es la salud digestiva?

La salud digestiva está referida a un buen funcionamiento del sistema digestivo, con un adecuado tránsito intestinal y una microbiota equilibrada.

El sistema digestivo tiene como función primordial extraer los nutrientes de los alimentos ingeridos, que servirán para producir la energía que necesitamos en nuestra actividad diaria, así como generar las enzimas y microorganismos que forman los distintos órganos y sistemas de nuestro organismo.

En el aparato digestivo, y específicamente en el intestino, se concentra aproximadamente el 70 % de nuestras defensas, con más de 1.000 especies de bacterias digestivas.

Muchas personas sufren de algún trastorno digestivo a lo largo de su vida: dolor o ardor de estómago, acumulación de gases, estreñimiento, eructos y otros. En realidad, son más comunes y frecuentes de lo que pensamos.

Estos trastornos pueden provocar inflamación en el esófago o úlceras en el estómago, entre otros síntomas. Sin embargo, muchos de estos problemas suelen ser tratados con medicamentos, que no mejoran los síntomas o que a la larga producen otros efectos dañinos en otros órganos del cuerpo o dan lugar a otras patologías.

Algunos problemas intestinales son:

  • Úlcera gástrica.
  • Cálculos biliares o piedras en la vesícula.
  • Intolerancia a la lactosa y a la fructosa.
  • Hemorroides.
  • Afecciones en el hígado, como hepatitis y la cirrosis.
  • Pancreatitis.
  • Infecciones intestinales.
  • Celiaquía o intolerancia al gluten.
  • Diverticulosis.
  • Enfermedad de Crohn.

Según explica el Dr. Rodríguez Jiménez, las enfermedades digestivas más frecuentes se dividen en tres grupos: las afecciones de esófago-gástricas, como el reflujo gastro-esofágico o la dispepsia, que afectan alrededor del 30% de la población; las enfermedades del intestino delgado y grueso, como la Colitis Ulcerosa, la Enfermedad de Crohn y el cáncer de colon; y las enfermedades del hígado (Hepatitis virales, esteatohepatitis alcohólica y no alcohólica…).

Una dolencia muy presente en la actualidad: los divertículos. “Son unos pequeños sacos que se producen en la pared del intestino, principalmente en el grueso, habitualmente a causa del estreñimiento o a una dieta pobre en fibra”. “Normalmente, no dan síntomas y no tenemos que hacer nada más que recomendar hábitos de vida saludables, no obstante, pueden complicarse y provocar dolor, hinchazón o diverticulitis (la inflamación de los divertículos). En el peor de los casos se produce el sangrado”, explica el especialista del Aparato Digestivo.

En cuanto a las afecciones del día a día, como el estreñimiento o los gases digestivos, el Dr. Rodríguez Jiménez incide en que “para combatir el estreñimiento es necesaria una correcta ingesta de fibra, beber abundante líquido y hacer ejercicio. En cuanto a los gases, una buena salud dietética, y los probióticos, pueden ayudar a una menor producción de gases”.

SALUD DIGESTIVA Y COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS

Para poder potenciar y dar soporte a la función digestiva, podemos recurrir a complementos nutricionales que nos ayudarán tanto a reforzar la mucosa intestinal como a recuperar el equilibrio de la microbiota intestinal.

Los complementos alimenticios para la salud digestiva de AIRBIOTIC son elaborados con ingredientes naturales con el fin de ayudarte a tener una vida más saludable.

Suplementos para la Salud Digestiva que te recomienda AIRBIOTIC

Para que los alimentos puedan ser asimilados por el cuerpo son necesarias las enzimas digestivas y un buen tránsito intestinal. Existe una gran variedad de productos con diversas formulaciones muy completas que contribuyen a aumentar, reforzar y regenerar la flora intestinal, la digestión y la absorción de los nutrientes. Te explicamos algunos de los ingredientes que hacen a estos productos, un buen suplemento para la salud digestiva.

Probióticos: El consumo de probióticos mejora del equilibrio intestinal, incrementando la protección de su barrera y, además, es una ayuda eficaz en alteraciones de la motilidad intestinal.

Son de utilidad en casos de inflamación o afectación intestinal como colitis, candidiasis, síndrome de Crohn y síndrome de colon irritable. También, en insuficiencias hepáticas, vesiculares y pancreáticas, estreñimiento, diarrea, dispepsias o intolerancias alimenticias.

Mejorar las digestiones con enzimas digestivas.

Tomar suplementos de enzimas digestivas puede contrarrestar la pérdida neta de enzimas que ocurre con el envejecimiento. Ya sea debido a una pérdida en la producción pancreática o intestinal de enzimas, o a un desequilibrio de las bacterias beneficiosas en el intestino.

Deficiencia de enzimas digestivas = Problemas digestivos

Una deficiencia de enzimas digestivas puede ocasionar: malnutrición, baja tasa de desarrollo corporal, afecciones alérgicas, alteraciones digestivas (flatulencia, digestiones lentas, estreñimiento, diarrea). También, fatiga, lenta curación de heridas, aumento de la toxemia corporal y agotamiento de las enzimas metabólicas. Como resultado, una alteración y deterioro de los diversos órganos y tejidos corporales, hipertrofia de hígado, vesícula biliar, páncreas o intolerancia a determinados alimentos.

Su administración en forma de suplementos puede proporcionar una ayuda fiable como un tratamiento coadyuvante de diversos trastornos. Se caracterizan por una alteración de las funciones digestivas, aumentando la asimilación de los macro y micronutrientes y mejorando la digestión. Además, evitan el acúmulo de gases, hinchazón y malestar digestivo.

FOS: Combinación de Probióticos y Prebióticos.

Cúrcuma: Antiinflamatorio y regenerador, cuida tu piel de eccemas, psoriasis y acné. Activa tu metabolismo lo que favorece la pérdida de peso en dietas hipocalóricas.

La Cúrcuma, junto con la pimienta negra y la bromelina, tienen un potente efecto antiinflamatorio natural para el cuerpo, muy recomendado para problemas como artritis o artrosis.

Las propiedades de la cúrcuma alivian estados de malestar estomacal, regeneran la flora intestinal y previenen de trastornos digestivos. Refuerza el sistema inmune, reduce inflamaciones y cuida de tu salud cardiovascular. La cúrcuma utilizada en la fórmula Curcumin AB Complex, contiene un extracto de máxima calidad, estandarizado al 95% en curcumina.

Consume Omega-3 para el cuidado de la salud digestiva

El consumo regular de Omega-3 de cadena larga, EPA y DHA, favorece el crecimiento de bifidobacterias, microorganismos capaces de sintetizar butirato y compuestos inmunoreguladores necesarios para paliar la inflamación.

El omega -3 ayuda al intestino a mantenerse saludable. De hecho, representa un escudo contra úlceras, perforaciones y sangrados causados por el uso excesivo de medicamentos.

Eje Intestino – Cerebro, salud digestiva

Existe la comunicación directa y recíproca del sistema inmune con la microbiota intestinal. De hecho, el eje microbiota intestinal-cerebro comprende 3 vías principales: vía nerviosa, vía neuroendocrina y vía inmunológica.

La microbiota intestinal tiene una gran influencia sobre la generación de neurotransmisores como serotonina y Dopamina, un déficit de ciertos microorganismos en la microbiota intestinal, se asocia con una mayor prevalencia de trastornos neuropsiquiátricos como trastorno bipolar, depresión ansiedad, trastornos del espectro autista o fobias infantiles.

Hábitos saludables para el cuidado digestivo

Es importante mantener hábitos saludables para facilitar la regularidad intestinal y cuidar nuestro microbioma intestinal:

  • Distribuye la comida
  • Comer 5 o 6 veces al día permite que el sistema digestivo pueda digerir mejor los alimentos. En vez de comer 2 o 3 veces en abundancia, más bien toma el desayuno, merienda, almuerza, merienda y cena.

    Los beneficios de un régimen mejor distribuido se hacen evidentes en un peso corporal ideal, ya que este hábito acelera el metabolismo y aporta energía durante el día.

  • Evita el exceso de alimentos grasos.
  • Este tipo de alimentos son la comida chatarra, los cuales contienen un exceso de grasa muy difícil de digerir. De igual forma la comida procesada y el pan hacen que el sistema digestivo se esfuerce demasiado, ocasionando malestares estomacales.

    Es importante destacar que, dentro de este grupo de alimentos grasos se encuentran la manteca, mantequilla, el tocino, embutidos, quesos saturados, entre otros.

    La Dieta Mediterránea mejora el perfil lipídico, el perfil anti-aterogénico y el perfil antitrombótico, y aporta gran cantidad de fibra dietética, de micronutrientes y de antioxidantes”. Estas características, continúa, “le confieren un papel preventivo en las enfermedades cardiovasculares, en ciertos tipos de cáncer, y tiene un efecto beneficioso sobre la salud digestiva”.

  • Evita alimentos que irritan el aparato digestivo.
  • Los alimentos que pueden incidir en una irritación son aquellos que contienen especias muy fuertes o picantes. En este sentido, es mucho más sano cocinar los alimentos a la plancha, al horno o hervido, reduciendo las frituras o las comidas demasiado sazonadas como los guisos.

    Por otro lado, algunos hábitos que pueden irritar el aparato digestivo es el alcohol o el tabaco, considera reducir su consumo o eliminarlo.

  • Lávate las manos con regularidad.
  • Lavarse las manos es esencial antes de preparar los alimentos o consumirlos. Este simple hábito reduce las enfermedades por bacterias.

    De acuerdo a unos estudios publicados hay aproximadamente 3.200 bacterias en las manos, entre los que hay diferentes virus, hongos, bacterias y parásitos. Por consiguiente, lava las manos por 30 segundos con agua y jabón y cuida tu higiene.

  • Toma suficiente líquido
  • Tomar suficiente agua favorece la digestión. ablanda las heces, favoreciendo el tránsito intestinal y la eliminación de los desechos sólidos. Es una excelente curación para el estreñimiento.

    De acuerdo con datos facilitados por la Organización Mundial de la Salud -OMS- se recomienda consumir 1,5 a 2 Litros de agua diariamente.

  • Haz ejercicio y evita la pasividad

Aunque exista un dicho popular que reza lo siguiente “la comida reposada y la cena paseada”.

Caminar después de comer por la noche, es una de las mejores acciones que podemos hacer. Sobre todo, porque a esa hora del día, nuestro metabolismo es mucho más lento y es necesario que lo activemos.

Pero caminar después de comer es mejorar el proceso digestivo. El ejercicio intenso podría interferir en el proceso digestivo, en el caso de una actividad moderada el efecto será el contrario, ya que conseguiremos acelerar el metabolismo, de modo que consigamos una digestión más rápida y eficaz. A esto hay que sumarle que con esta actividad quemaremos algunas calorías que nos sobran, haciendo que optimicemos al máximo lo que obtendremos a través de la digestión.

El ejercicio físico debe formar parte de tu estilo de vida. La actividad deportiva no tiene por qué ser pesada y larga, puedes caminar al menos 30 minutos diariamente.

La idea es que puedas mantener tu cuerpo en movimiento, evitando el sedentarismo.

Haz ejercicio para tener mejor salud digestiva, mayor biodiversidad

El ejercicio físico es un posible modulador de la composición del microbioma, alterando la actividad funcional del ecosistema intestinal. El ejercicio se asocia con una mayor biodiversidad y una función metabólica beneficiosa. Datos han mostrado que los atletas tienen un microbioma intestinal más diverso. Específicamente, los microbiomas de los individuos más activos tienden a albergar una mayor abundancia de bacterias beneficiosas.

La Akkermansia muciniphila — que se han asociado con beneficios para la salud como la reducción de la permeabilidad intestinal.

Se recomienda la práctica de ejercicio para combatir el estreñimiento crónico. El ejercicio aeróbico en comparación con el de resistencia, parece tener mayor impacto en estos casos.
Es muy importante realizar prácticas adecuadas en intensidad, tiempo y frecuencia de acuerdo con las condiciones particulares de cada persona.

El plan dietético de un atleta, habitualmente, requiere cantidades de alimentos más altas a las recomendadas para la población general. Esto puede generar molestias digestivas como consecuencia de la dificultad para digerir y absorber estos alimentos, asimilándolos con lentitud. Cuando nuestro sistema digestivo realiza bien la digestión, hay un correcto tránsito intestinal, sus defensas son adecuadas y existe una microbiota equilibrada, nuestro bienestar aumenta y por lo tanto estamos totalmente preparados para rendir en nuestro deporte favorito.

Los minerales, su ingesta es fundamental para contribuir al mantenimiento, de una amplia serie de funciones en el organismo, y los deportistas tienen un requerimiento mayor de estos.

¡Ayuda a tu sistema digestivo y contribuye a tu bienestar!

Problemas digestivos en el verano

Durante la época veraniega, hacemos más comidas fuera de casa que en ella. Al alterar la rutina alimentaria tanto en horarios como en tipo de alimentos ingeridos, es normal que las digestiones sean más pesadas, acumulemos y generemos más gases, puede aparecer acidez estomacal o estreñimiento, por ejemplo. Generamos un estado de inflamación intestinal que nos puede dar dolor y malestar.

Una solución para mejorar dichos trastornos funcionales son las enzimas digestivas.

La papaya fresca es una fruta muy nutritiva y cargada de nutrientes, vitaminas (vitamina C, A, B1, B3 y B6) y minerales como el calcio, el hierro, el magnesio, el fósforo y el potasio. Además, contiene una gran cantidad de enzimas digestivas similares a la pepsina humana y resistentes al pH gástrico: la quimopapaína y papaína. Por lo tanto, es ideal como apoyo para una función digestiva normal.

El verano es una de las épocas del año en las que es más fácil que se altere la función digestiva. El cambio de hábitos alimentarios –a peor– afecta el bienestar digestivo y genera una sensación de incomodidad, dolor o hinchazón que no nos permiten disfrutar de las vacaciones.

Por eso, el Dr. Rodriguez Jimenez, subraya que es conveniente que, también en verano, “mantengamos una dieta rica en fibra, con una ingesta de abundante líquido, evitemos el alcohol , sigamos una dieta mediterránea e incorporemos complementos alimenticios como probióticos y enzimas digestivas”.

Conclusiones

El objetivo principal de la OMS es que en el 2030 se consiga erradicar la Hepatitis C en el mundo.

La nutrición no puede quedarse en el acto del bien comer, se trata de amar, sentir, conectar, compartir, explorar, y cuidarnos para ser seres integralmente nutritivos.

El mejor indicador de la salud de un individuo es su salud intestinal. Dentro de ésta, es de suma importancia el adecuado mantenimiento de la barrera intestinal. La asociación de enzimas y probióticos se convierte en una herramienta para tener en cuenta para la prevención y tratamiento de afecciones gastrointestinales y extraintestinales, asociadas con la debilitación de la barrera intestinal.

Airbiotic BlogSalud digestiva, reconcíliate con tu intestino

AÑADA UN COMENTARIO