salud mental, dale like

dale «like» a la salud mental

Airbiotic Blog Noticias Comentarios 189 Views

“Dale like a la salud mental”

Por el derecho a crecer en bienestar’ es el lema seleccionado para conmemorar el Día Mundial de la Salud Mental 2022, que se celebra el próximo 10 de octubre.

La temática de este año, toma como referencia la línea marcada a nivel internacional por la Federación Mundial para la Salud Mental (WFMH), que es el bienestar y la salud mental de todas las personas como una prioridad global.

El objetivo del lema, de la identidad visual y de las acciones que se realizarán por el Día Mundial de la Salud Mental 2022, es interpelar e involucrar en el cuidado y la protección de la salud mental desde la primera infancia, no solo a instituciones y agentes decisores, sino también a jóvenes y adolescentes, así como a familias con niñas y niños, y a las comunidades educativas, para que presten atención a la salud mental y le otorguen la importancia que tiene en la vida de las personas, prácticamente desde que nacen.

Según un informe de UNICEF, se calcula que más del 13% de los adolescentes de 10 a 19 años padecen un trastorno mental. También según este informe, la ansiedad y la depresión representan alrededor del 40% de estos problemas de salud mental, y a esto hay que sumar el malestar psicosocial de niñas, niños y jóvenes que no alcanza el nivel de trastorno mental, pero que perturba su vida, su salud y sus expectativas de futuro.

La educación emocional, es una de las piezas clave para fomentar la salud mental desde las primeras etapas de la vida. Pero, además, existen una serie de factores de riesgo que influyen en la salud mental de niñas, niños, adolescentes y jóvenes como haber sido víctima de abusos sexuales, de acoso escolar o ciberbullyng; también el género, las expectativas sobre el empleo o el cambio climático, las adicciones con o sin sustancia, la soledad no deseada o haber sobrevivido a un conflicto bélico.

Por ello es prioritario que abarquen la prevención y promoción de la salud mental, la detección, el diagnóstico, el tratamiento y la continuidad de cuidados de los trastornos mentales.

DIFERENCIAS ENTRE SALUD Y TRASTORNO MENTALES

La salud mental es el estado de equilibrio que debe de existir entre las personas y el entorno sociocultural que los rodea, incluye el bienestar emocional, psíquico y social e influye en cómo piensa, siente, actúa y reacciona una persona ante momentos de estrés entre otros.

La enfermedad o el trastorno mental es una alteración sostenida de tipo emocional, cognitiva y/o de comportamiento, en que quedan afectados procesos psicológicos considerados básicos como: la emoción, la motivación, la cognición, la conciencia, la conducta, la percepción, la sensación, el aprendizaje, el lenguaje, etc.

De qué manera las redes sociales afectan a la salud mental …

El uso de las redes sociales durante más de dos horas al día, también se ha asociado de forma independiente, con la mala auto apreciación de la salud mental, un aumento de los niveles de angustia psicológica y la ideación suicida. Este fenómeno se ha etiquetado incluso como «depresión de Facebook».

Efectos negativos: Ansiedad y Depresión.

  • El sueño y la salud mental están estrechamente relacionados.
  • El uso creciente de redes sociales tiene una asociación significativa con la mala calidad del sueño.
  • Esto significa que se tarda más en dormir, y las personas terminan consiguiendo menos horas de sueño cada noche. Uno de cada cinco jóvenes afirma despertarse durante la noche, para consultar mensajes en las redes sociales.
  • La imagen corporal es un problema para muchos jóvenes, tanto hombres como mujeres.
  • El Ciberacoso repercute en la salud mental, ocasionando problemas emocionales, destacando entre ellos la ira, problemas sociales, psicosomáticos, sintomatología depresiva de moderada a grave, consumo de sustancias nocivas, pensamiento e ideación suicida.
  • El ciberbullying o ciberacoso, generalmente se asocia el tema con niños o adolescentes; los adultos también pueden ser víctimas del acoso cibernético.
  • Miedo a perderse algo se caracteriza por la necesidad de estar constantemente conectado con lo que hacen los demás.

Efectos positivos

Ofrecen una herramienta útil para hacer, mantener o hacer realidad relaciones interpersonales a nivel mundial.
Los medios sociales pueden actuar como una plataforma eficaz para una auto expresión positiva.

Efecto de la pandemia mundial sobre la salud mental en la sociedad.

La pandemia de COVID-19 ha afectado a la salud de las personas, se han traducido a veces en niveles altos de estrés a lo largo de semanas o incluso meses, y han podido provocar ansiedad, depresión y otros trastornos de salud mental.

Los aspectos neurobiológicos del estrecho vínculo entre la enfermedad de la COVID-19 y los trastornos de salud mental han sido evidentes. Alrededor del 30-60% de los pacientes con COVID-19 sufren manifestaciones del sistema nervioso central y periférico.

La OMS publica un informe sobre las consecuencias que la pandemia de la COVID-19 ha tenido en la salud mental y en la atención a los servicios de salud mental.

El director general de la OMS el Dr. Adhanom Ghebreyesus ha afirmado que este informe “es una llamada de atención a todos los países para que pongan más atención a la salud mental y hagan mayores esfuerzos para garantizar el acceso a la salud mental en la población”.

En todo el mundo hay unos 400 millones de personas que sufren trastornos mentales, neurológicos u otro tipo de problemas relacionados con el abuso de alcohol y drogas. Algunas de las enfermedades mentales más comunes son la esquizofrenia, Alzheimer, epilepsia, alcoholismo, depresión, entre otras.

De cada diez personas mayores de 65 años, 3 tienen algún tipo de deterioro cognitivo y una de cada veinte personas toma algún fármaco relacionado a la depresión, es 2,5 veces más común en personas que se encuentran desempleadas.

Cuando hablamos de trastornos mentales, hacemos referencia al pensamiento humano y todas sus funciones, las cuales pueden desmoronarse, como un castillo de arena y verse afectadas por diferentes enfermedades, que pueden aparecer en cualquier momento de la vida, desde que somos niños hasta la vejez. Es importante que sepamos que ninguno de nosotros es inmune a los trastornos mentales, no importa en que país vivamos o si somos ricos o pobres.

No solo el que padece la enfermedad es el que sufre las consecuencias, sus familiares sufren igualmente los efectos de estas patologías.

La alimentación es una de las formas más inmediatas de empezar a mejorar el funcionamiento de nuestro cerebro, así como también, el ejercicio físico, que genera la liberación de endorfinas, las hormonas encargadas de estimular las zonas de nuestro cerebro, donde se generan las emociones placenteras.

Sin salud mental no hay vida

Linus Pauling (1968) definió la psiquiatría Ortomolecular como la prevención y el tratamiento de la enfermedad mental, a través de la potenciación de los niveles óptimos de concentración de determinadas sustancias normalmente presentes en el cuerpo humano.

La psiquiatría Ortomolecular no debería ser interpretada como la negación total del tratamiento psiquiátrico tradicional. Una proporción de los pacientes requerirán un tratamiento ortodoxo, otra proporción obtendrán mayores beneficios a partir de un tratamiento ortomolecular y el resto necesitarán una sabia combinación de ambos.

Hay pruebas consistentes de constituir un tratamiento adicional efectivo para algunos trastornos, siempre como apoyo al tratamiento médico convencional.

PARA TENER EN CUENTA PARA UNA BUENA SALUD MENTAL Y EMOCIONAL

Una buena nutrición es vital para desarrollar la resiliencia mental en tiempos difíciles. Los nutrientes mencionados en el artículo contribuyen a levantar el ánimo, por lo que orientar tu dieta puede ser una opción sencilla y accesible para todos. Hoy en día, nuestras mentes tienen mucho con lo que lidiar (trabajo, estudios, familia, una pandemia…), este puede ser el mejor momento para tener en cuenta el cuidado de la salud cerebral.

La bioquímica de la nutrición es un factor científico importante en temas de salud mental. Con respecto a la depresión, la serotonina es el «sentirse bien» de los neurotransmisores, hecho natural en el cuerpo a partir del triptófano, que muchos antidepresivos buscan aumentar.

El triptófano es un aminoácido esencial que el cuerpo humano no puede fabricar, y se adquiere de ciertos alimentos, si los individuos son deficientes en ese aminoácido, también tendrán deficiencia de serotonina.

El azafrán reduce los síntomas de depresión, ansiedad y fobia social en adolescentes.

Los principios activos del azafrán atenúan los síntomas de depresión, ansiedad y fobia social en adolescentes de entre 12 y 16 años, según ha puesto de manifiesto un trabajo realizado por científicos de la Universidad Autónoma de Madrid.

Son inhibidores de la recaptación de neurotransmisores relacionados con el estado de ánimo, principalmente serotonina, dopamina y noradrenalina. De hecho, está demostrado que las personas que sufren de depresión presentan un elevado estrés oxidativo, por lo que la ingesta de antioxidantes externos puede ayudar a prevenir los síntomas relacionados con la depresión.

Un metaanálisis de 2019 en el que se incluyeron hasta once estudios aleatorios confirma que el azafrán es significativamente eficaz que a la hora de tratar los síntomas de depresión leve a moderada, y no menos eficaz que otros fármacos antidepresivos conocidos.

El uso habitual del azafrán protege los tejidos corporales (especialmente el cerebro, el corazón, el hígado, los riñones y los pulmones) frente a los compuestos tóxicos naturales o artificiales.

Esto se debe a la capacidad antioxidante del azafrán, cuyos flavonoides contribuyen a reducir los daños provocados por los radicales libres generados durante la oxidación en el organismo.

No todo es Azafrán en esta vida, otras ayudas

THEANINA– Interviene en la síntesis de la ‘hormona de la felicidad’ serotonina, y además contribuye a proteger el sistema nervioso.

Ayuda a reducir los síntomas de estrés mental, miedo y tensión, y alivia el nerviosismo. También mejora el pensamiento claro, la resistencia mental y la concentración en situaciones de rendimiento limitado.

Mucha gente está cansada de los efectos secundarios de los antidepresivos u otros medicamentos, y quieren una alternativa natural que se ocupe de la raíz de su depresión o ansiedad. Están cansados de tomar un medicamento que enmascara los síntomas, pero no hace nada para cambiar sus estados mentales subyacentes y de comportamiento.

OMEGAS 3

Los investigadores creen que los ácidos grasos omega-3 que contiene el aceite de pescado, tiene beneficios para la salud del corazón, también podrían tener un impacto positivo en el cerebro.

Los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en los suplementos, alteran las señales del cerebro de forma positiva.

«El estigma y los efectos secundarios -que incluyen cambios en el metabolismo, disfunción sexual y aumento de peso- asociados con el uso de tratamientos antipsicóticos son factores que los jóvenes no aceptan», dicen los investigadores.

Por el contrario, agregan, los ácidos grasos omega-3 «están libres de efectos secundarios adversos clínicamente relevantes.

Gracias a las propiedades del extracto de Ginkgo biloba:

  • Su efecto antioxidante, por la captación de los radicales libres.
  • Neuroprotector, mejora las funciones cognitivas como es la pérdida de memoria.
  • Ayuda a mejorar el flujo sanguíneo y la microcirculación.
  • Se sabe desde hace mucho tiempo que la hoja de Ginkgo tiene una potente función antioxidante (capta los radicales libres y los “bloquea”) lo que va a proteger a nuestras neuronas.

Una de las propiedades del Ginkgo, es que aumenta la hipoxia en el cerebro (llegando más oxígeno allí), por tanto, va a mejorar el flujo sanguíneo cerebral y la microcirculación. Todo estos “palabros” tan estupendos, se traducen en que hay una mejora en la memoria y un aumento en la capacidad de aprender. Por lo que lo suelo recomendar:

  • En época de exámenes,
  • En periodos de estrés,
  • Para personas mayores con algún deterioro cognitivo.

NO DEBEN DE TOMARLO las personas que están con un tratamiento con antiagregantes plaquetarios.

La Vitamina B12

Es la más grande y compleja de todas las vitaminas conocidas.

Su deficiencia puede causar no sólo la disfunción cerebral, sino también daño estructural, causando síntomas neuropsiquiátricos a través de múltiples vías. Conlleva una deficiente síntesis de mielina y, por lo tanto, síntomas de desmielinización a distintos niveles, llegando a producir la muerte de la neurona. Con más frecuencia afectan la médula espinal, los nervios periféricos y, en estadios avanzados, el cerebro. Los síntomas más tempranos son parestesias, debilidad, ataxia y mala coordinación manual. Otros signos son irritabilidad, olvidos, demencia y psicosis franca.

Las enfermedades psiquiátricas más estudiadas que se relacionan con una carencia de vitamina B12 son la depresión, la psicosis y síntomas maniacodepresivos.

Diferentes expertos han sugerido que el déficit de esta vitamina, puede ser un factor de riesgo para la depresión en pacientes mayores de 65 años.

NEURO TF, AMIGO IDEAL DE NUESTRA SALUD MENTAL

A partir de los 50 años, la memoria y la capacidad de concentración pueden llegar a deteriorarse hasta un 50% en el curso de nuestras vidas.

El declive cognitivo aparece alrededor de esta edad, y se demuestra en diversos estudios que reflejan que, a partir de los 65 años, más de la mitad tienen problemas para recordar nombres y números, recordar palabras, concentrarse en el trabajo.

Ayuda a mejorar las habilidades cognitivas y los comportamientos, así como la pérdida de memoria. Los beneficios son similares a los conseguidos por algunos fármacos, pero sin sus efectos secundarios.

Un importante nutriente cerebral, frena el deterioro mental en una etapa temprana y conserva una buena salud mental.

Es un complemento que ha demostrado en diversos estudios clínicos que ayuda a mejorar:

  • La Memoria
  • El aprendizaje
  • La concentración
  • Estado anímico
  • En individuos con demencias o disminución de las funciones cerebrales asociadas con el envejecimiento.

¿Cómo afecta la falta de vitamina D al estado de ánimo?

Esta vitamina importante está asociada a la mejora del estado de ánimo, ya que interviene en la desinflamación en el cerebro y en la protección de las neuronas
“Algunos estudios han demostrado que los niveles bajos de vitamina D pueden asociarse a la aparición de un mayor número de síntomas depresivos y de ansiedad.»

Magnesio

Es un mineral que favorece el buen funcionamiento del sistema nervioso y la salud psíquica. Al igual que las vitaminas B, el magnesio se agota más rápidamente en momentos de estrés y ansiedad, por lo que, en los momentos más críticos, un suplemento de magnesio puede ser útil para equilibrar el estado de ánimo y el bienestar mental.

Vitaminas del grupo B

Estas vitaminas contribuyen a mejorar el sistema nervioso. Un complejo de este tipo puede convertirse en tu aliado a la hora de reducir el cansancio y mejorar la capacidad de memoria. Además, las vitaminas del grupo B son esenciales para la producción de energía en las células, incluidas las células cerebrales, que ayudan a producir neurotransmisores. También apoyan a la conducción nerviosa, interviniendo en la transmisión clara de los mensajes que capta el cerebro.

En resumen, los suplementos a base de vitaminas B contribuyen a combatir el estrés, la ansiedad y la irritabilidad.

Probióticos

Los probióticos son bacterias vivas que tienen efectos beneficiosos sobre la salud digestiva y la inmunidad general. Investigaciones más recientes sugieren que también pueden influir en nuestra salud psicológica, estimulando el eje intestino-cerebro.

Se cree que las bacterias probióticas tienen efectos indirectos en nuestro cerebro al regular la producción de serotonina dentro de la pared intestinal. La serotonina ayuda a levantar el ánimo y reducir los síntomas causados por la ansiedad y la depresión. Cabe destacar que el 95% de nuestra serotonina se produce dentro del revestimiento del tracto digestivo.

Conclusión

Nuestro organismo es una fábrica que funciona correctamente si todas las piezas y todas las máquinas tienen la materia prima y los «cables» están conectados. Cuando falla algo en la cadena, el resultado final no es el mismo.

Es necesario poder tener apoyo emocional de nuestros amigos, pareja y nuestros afectos cercanos. Hablar sobre aquello que nos perturba o nos está haciendo sentir mal, nos permite observar en perspectiva nuestros pensamientos y darles nombre a nuestras emociones.

Rodearnos de información positiva o escuchar a personas que inspiren sentimientos regenerativos, puede ser una estrategia para ayudarnos y, ayudar a otros, a encontrar alternativas más compasivas a las emociones que estamos sintiendo.

Estas claves por pequeñas que parezcan pueden ser muy efectivas cuando nos encontramos en situaciones de alto estrés y pueden ayudarnos a encontrar estabilidad cuando atravesamos un momento difícil en nuestras vidas.

Desde AIRBIOTIC, queremos dar nuestro apoyo a las más de 400.000 personas que en el España están diagnosticadas de esquizofrenia, y a las más de 2 millones de personas que tienen una depresión, la enfermedad mental más frecuente.

Airbiotic Blogdale «like» a la salud mental

AÑADA UN COMENTARIO