nutrientes saludables

Glosario de Nutrientes saludables y naturales

Airbiotic Blog Noticias Comentarios 390 Views

¿Te consideras un experto en Nutrición? ¿Te apasiona todo lo que tenga que ver con lo que comemos? Hoy te traemos una recopilación de conceptos sobre Salud y Bienestar que hemos denominado Glosario de Nutrientes saludables y naturales. Por consiguiente, podrás comprobar lo que sabes del tema y ampliar tus conocimientos al respecto.

Categorías de Nutrientes saludables

Cada uno lleva un experto en Nutrición en su interior. En realidad, existen selecciones de Nutrientes saludables que podemos sintetizar en unas más básicas. Entraremos en detalle más tarde con cada uno de ellos:

  • Macronutrientes: Este término engloba los más consumidos y conocidos, quizás. Lípidos, proteínas y glúcidos, los más presentes en nuestra dieta en grandes cantidades. Constituir órganos, regular procesos metabólicos o sustentar el crecimiento son sus tareas principales.
  • Micronutrientes: No aportan Energía pero se les considera imprescindibles. Vitaminas, Minerales, etc. Todo en mucha menor medida y presencia pero esenciales a la hora de llevar una vida saludable.

Dentro de cada una de las categorías que acabamos de nombrar respecto a los Nutrientes saludables, nos encontramos con divisiones más específicas y argumentadas. Empezaremos con los primeros, los Macronutrientes:

  • Aminoácidos: Si, has leído bien. Dentro de las Proteínas, lo que nos encontramos son cadenas de Aminoácidos. Las proteínas son péptidos constituidos por aminoácidos que se liberan y se absorben en el intestino después de la digestión. Debes saber que algunos de estos aminoácidos son sintetizados por nuestro organismo a partir de otros aminoácidos, hidratos de carbono y grasas. Así, se denominan aminoácidos esenciales a los que no se pueden sintetizar más. Los conocerás: Triptófano, Lisina, Metionina, Fenilalanina, Leucina, Isoleucina, Valina, … Estos aminoácidos sólo se consiguen a través de la alimentación, es lógico.

    Las proteínas pueden ser de origen animal o vegetal; éstas últimas no contienen algunos de los aminoácidos esenciales, aunque la combinación de legumbres y cereales sí aporta los aminoácidos esenciales. Al menos el 50% de las proteínas de la dieta deben ser de origen animal. Las proteínas de alto valor biológico son aquellas que contienen todos los aminoácidos esenciales.

  • Nutrientes saludables, Omegas

  • Ácidos grasos: Presentan tres subcategorías:
    SATURADOS:
    Se encuentran en las grasas animales (carnes y derivados, lácteos y huevos) y en grasas vegetales. Los más importantes son: esteárico, palmítico o laúrico, entre otros. Todos ellos muy utilizados en la industria alimentaria.
    MONOINSATURADOS:
    Están en el aceite de oliva, fundamentalmente. También en aceitunas, frutos secos y aguacate.
    POLIINSATURADOS:
    Se encuentran en los aceites de semillas, principalmente. Sin duda, el representante de este grupo es el ácido linoleico. Por otro lado, en este grupo también se encuentran los ácidos grasos Omega 3. Su fuente principal son los pescados azules. Sus representantes fundamentales son el ácido docosahexaenoico y ácido eicosapentaenoico. Estos ácidos grasos permiten disminuir los niveles de triglicéridos y tienen acción antiagregante y vasodilatadora, siendo estas accciones de gran interés en el paciente diabético.

    Como apunte, las grasas saturadas incrementan las concentraciones de colesterol de la sangre y favorecen el desarrollo de la arteriosclerosis. Toma nota, las grasas monoinsaturadas poseen unas grandes propiedades protectoras: efecto antioxidante frente a radicales libres, mejora la coagulación de la sangre y se asocia con menor incidencia de enfermedades cardiovasculares o de demencias.

    Dentro del grupo de los poliinsaturados, los ácidos grasos omega 3, presentes en el pescado, marisco y nueces, reducen la viscosidad de la sangre y mejoran la coagulación sanguínea. Por ello, se asocian con protección frente a eventos cardiovasculares, mejor control de la tensión arterial y menor incidencia de muerte súbita.

  • Hidratos, de Origen Vegetal

  • Hidratos de Carbono: Son una fuente importante de energía y proceden fundamentalmente de los vegetales. Se dividen en:

    Monosacáridos: Son los más básicos; constan de pocos átomos de carbono. Oligosacáridos: Formados por unos cuantos monosacáridos. Polisacáridos: Se componen por más de 10 monosacáridos.

    La mayoría se absorben rápidamente en el intestino, sin duda. Digamos que los más conocidos son la sacarosa, que es el azúcar obtenido de la caña de azúcar o de la remolacha; la lactosa es el azúcar de la leche no vegetal y la maltosa que procede del almidón. Los más complejos se absorben más lentamente en el intestino; entre los más extendidos encontramos almidón o fécula en vegetales y el glucógeno en animales.

Continuamos ahora con la segunda parte, los Micronutrientes:

  • Vitaminas: Son un grupo de nutrientes orgánicos, que regulan los procesos bioquímicos del organismo. Deben ser ingeridas a través de otros alimentos o en forma de complementos nutricionales. De dos grupos a su vez:

    1. Liposolubles: Como las Vitaminas A, D, E y K. Se almacenan en los tejidos adiposos corporales.
    2. Hidrosolubles: Como las B y C, como solo «transitan» por nuestro organismo, deben ser consumidas a diario.
  • Minerales: Como sustancias inorgánicas, no se pueden sintetizar por organismos vivos. De algún modo, la mayoría de los Minerales los absorbemos de las plantas y el agua. En este aspecto, depende mucho la localización geográfica para la aportación nutricional. Se consideran de gran importancia transportando el oxígeno en sangre o manteniendo el sistema nervioso central. Los más importantes, nutricionalmente hablando, son Magnesio, Calcio, Zinc y Hierro.

Otros Nutrientes

Además de esta categorización, existen otra clase de nutrientes que también son importantes en nuestra nutrición.

Hablamos, como haberás adivinado, de Enzimas Digestivas y Probióticos.

  • Enzimas Digestivas: Básicamente, descomponen los alimentos en más digeribles y absorbibles. Juegan un papel indiscutible en la digestión. Se dividen en tres tipos: Lipasas, Proteasas y Amilasas.
  • Probióticos: De acuerdo a la OMS, los probióticos son «microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, confieren un beneficio a la salud del que los toma». Pueden ser levaduras o bacterias ya que ambas forman parte de nuestra flora, actuando sobre ella equilibrando su composición.
Airbiotic BlogGlosario de Nutrientes saludables y naturales

AÑADA UN COMENTARIO