patologías del alma

FUTURA PANDEMIA “PATOLOGÍAS DEL ALMA”

Airbiotic Blog Noticias Comentarios 658 Views

Después de vivir una experiencia negativa como la del Covid muchas personas pueden experimentar dificultades psicológicas (patologías del alma) y es importante detectar sus angustias o dolencias. Las adaptaciones que requirió la nueva normalidad han afectado de un modo u otro a toda la población mundial. Los cambios en los hábitos de conducta, en la manera de relacionarnos, en el desarrollo personal de cada individuo, los periodos de confinamiento y las restricciones han sido demoledores para la salud mental de la población; que ha sufrido un intenso desgaste después de la exposición durante un tiempo muy prolongado a tanta tensión, así como la preocupación e incertidumbre por la evolución futura de esta pandemia.

La Población presenta Malestar Psicológico o patologías del alma

Incertidumbre, miedo a perder seres queridos, preocupación por contraer enfermedades graves, incluida el COVID-19, problemas del sueño, sentimientos depresivos, irritación/enfado, agobio por la exposición excesiva a noticias negativas en los medios de comunicación, cambios de humor y dificulta de concentración. En definitiva, distintas acepciones para denominar a la diferentes patologías del alma.

Se sabe por el SARS o MERS, que los coronavirus pueden producir alteración del sistema nervioso central que pueden cursar con alteración psiquiátrica. Existen estudios que señalan la aparición de síndromes confusionales y otros que hablan de síntomas depresivos, algunos de percepción subjetiva de patología y de mayor incidencia de ansiedad.

En cuanto a la salud cerebral algunas secuelas del coronavirus se han relacionado con un mayor riesgo de padecer Alzheimer. El alcance del Covid-19 demuestran que es capaz de atravesar la barrera hematoencefálica, la responsable de proteger el sistema nervioso y el cerebro de infecciones y bacterias. Esto tiene consecuencias muy lesivas. En el sistema neurológico se presentan, además de ictus, síndromes debidos a una inmunidad cruzada, como son los de Guillain-Barré o de Miller Fisher, que producen secuelas en el sistema sensitivo y motor. La mayoría de los síntomas neurológicos tienden a mejorar, pero “debemos comprender cuál es su causa y cómo afectan las personas que los padecen, para adoptar medidas que permitan protegerlas y minimizar el riesgo de sufrir patologías del alma”. Los efectos psicológicos del confinamiento y de la crisis sanitaria pueden aparecer demorados en el tiempo y presentar tendencia a cronificarse.

Consecuencias que nos han afectado a todos

A nivel laboral, las consecuencias han sido muy significativas en el estado mental. Las personas más desfavorecidas en este momento han sido las que se encuentran en ERTE o han perdido su trabajo, pero también lo han sufrido enormemente las que desempeñan su trabajo de manera telemática por las dificultad en mantener el equilibrio entre lo laboral y lo familiar y los cambios en sus hábitos de conducta a la hora de acudir al centro de trabajo y socializar con sus compañeros.

El confinamiento domiciliario tuvo muchas consecuencias negativas en los jóvenes y estudiantes, como problemas para seguir las clases online, desmotivación, pérdida de hábitos de estudio, exceso de uso de videojuegos y sedentarismo y falta de socialización con otros jóvenes de su edad fundamental para su desarrollo, entre otros efectos.

Otra eclosión alarmante, que se observa en toda Europa, afecta a adolescentes, entre los que “se están observando más ideaciones e intentos de suicidio y de trastornos de la conducta alimentaria”.

En los menores de más corta edad se han identificado conductas de tipo regresivo (retroceso en el aprendizaje), síntomas psicosomáticos (erupciones en la piel, dolores de cabeza o molestias en la tripa como consecuencia de no entender el contexto actual) y trastorno obsesivo compulsivo.

Entre los profesionales sanitarios, aparece un nuevo fenómeno que se suma a los cuatro síntomas previos clásicos (estrés postraumático, ansiedad, depresión e insomnio): la desmoralización o indefensión aprendida, basado en que si una persona, haga lo que haga, comprueba que todo sigue igual y que no depende de él, tira la toalla”.

En las personas mayores y ancianas, el deterioro físico y mental ha sido aún más pronunciado, el miedo y la soledad experimentada, el confinamiento domiciliario y la falta de actividad física, les ha convertido en el rango de población mas vulnerable.

Airbiotic te ofrece una serie de productos que te ayudarán a paliar los síntomas.

  • TEANINA – Tiene efecto relajante y tranquilizante, mejorando el stress el estado de ánimo y generando una relajación mental, sin crear somnolencia, ni habito, sin efectos secundarios ni interacciones con ningún fármaco.
  • 5-HTP – Aminoácido que se convierte en el cerebro en el neuro transmisor serotonina, cuyos niveles disminuidos se relacionan con alteraciones del estado de ánimo(depresión, ansiedad, agresividad), aumento del apetito, mayor sensibilidad al dolor, problemas de sueño y falta de control de la temperatura corporal.
  • MELATONINA – Contribuye a disminuir la fatiga y el cansancio asociados a un sueño poco reparador, mejora la deficiencia cognitiva.
  • AZAFRÁN – Ayudan y mejoran significativamente en Depresión, angustia, ataques de ansiedad, insomnio, migrañas y dolores de cabeza crónicos.
  • NEURO-TF – Ayudan a controlar y disminuir síntomas como trastornos de humor, depresión, esquizofrenia, trastorno bipolar, envejecimiento cerebral, el deterioro cognitivo y la pérdida de memoria.
  • MAGNESIO – Migrañas y cefaleas, regulador del S. nervioso central, descontracturante.
  • MACA – Ayuda a disminuir los efectos del stress y mejorar el funcionamiento físico/mental. Mejora los tres procesos de memoria (aprendizaje, retención y recuerdos).
  • Q-10 – Ayuda a proteger a las neuronas gracias a su gran efecto antioxidante, revitalizante, desgastes físicos/mental.
  • ACEITE DE KRILL – Mejoran procesos de transmisión nerviosa, son importantes en el control de los trastornos del humor, hiperactividad infantil, déficit de atención, trastornos del comportamiento.

Conclusiones sobre las patologías del alma

Debemos divulgar consejos higiénico-dietéticos que contribuyan a un mejor autocuidado físico y mental, es fundamental cuidar el cuerpo y la mente para protegernos no solo de la infección, sino también de los múltiples efectos colaterales de esta pandemia.

El miedo es una respuesta normal, pero no podemos quedarnos paralizados, debemos tener pensamientos positivos y optimistas y no caer en pensamientos recurrentes negativos. Podemos sacar un aprendizaje de esta situación y que las personas salgan más fortalecidas, sacando lecciones, no solo a nivel individual, sino también colectivo y social.

La pandemia ha demostrado la importancia de las relaciones sociales para los individuos, que al ver limitadas las mismas, han incrementado la frecuencia y la calidad de las relaciones con padres, hijos, otros familiares, amigos y vecinos, a través de mensajes, llamadas o videollamadas. Aunque haya sido en la distancia, no hemos dejado de querer celebrar y compartir los momentos importantes en nuestras vidas.

La terapia nutricional puede ser muy favorecedora y en la mayoría de los casos logra paliar los efectos secundarios aparecidos por esta pandemia. Quizás en un futuro cercano, la simbiosis entre el cuidado del cerebro y la terapia basada en los aspectos nutricionales y dietéticos gane el protagonismo y reconocimiento que merece.

Airbiotic BlogFUTURA PANDEMIA “PATOLOGÍAS DEL ALMA”

AÑADA UN COMENTARIO