sida,dia,mujer,lapices,accion,apoyo

ESTIGMA O ESTIMA, TÚ DECIDES

Airbiotic Blog Noticias Comentarios 158 Views

40 años de convivencia con el VIH y el Sida

Día 1 de diciembre, el mundo entero conmemora el Día Mundial del Sida, una fecha en la que nuestras redes se inundarán de lazos rojos y de homenajes a las personas a las que el virus del VIH se llevó.

«No dejar a nadie atrás». Esa es la promesa que los líderes mundiales hicieron en 2015, cuando sentaron las bases de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Tras cinco años de investigación, en 1986 los científicos pusieron nombre al retrovirus causante del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). A partir de ese momento lo conoceríamos como virus de inmunodeficiencia humana o VIH.

Frank More creó el lazo rojo.

En 2001 se habían cumplido 20 años de la detección del primer caso en España.

Pacto Social por la No Discriminación y la Igualdad de Trato

ONUSIDA decide dar un cambio en su comunicación, rebautizando el 1 de diciembre como el Día Internacional de la Acción contra el Sida.

El objetivo es eliminar la discriminación y garantizar la igualdad de trato y los derechos fundamentales de las personas con Sida, incluir a la mujer, especialmente en África y Latinoamérica, para reducir el estigma y la discriminación que se consideran los mayores obstáculos para la prevención y tratamiento.

Sida no es lo mismo que VIH

Pues sida es el nombre de la enfermedad, mientras que la sigla VIH (virus de inmunodeficiencia humana) designa al virus que la causa: se puede ser portador del virus y no padecer nunca la enfermedad.

La serofobia hoy

La serofobia (seropositivo – portador VIH y fobia – miedo) es el estigma y discriminación, basado en el miedo irracional hacia las personas que tienen VIH, evitando cualquier tipo de acercamiento o contacto con las personas que son seropositivas o portadoras.

Este término abarca tanto el plano físico (violencia), social (pérdida de amigos, familiares,), verbal (insultos, …), instituciones (pérdida de empleo, vivienda,).

Un buen número de personas siente incomodidad ante un potencial contacto con personas con VIH en diferentes situaciones de la vida cotidiana. Dicha incomodidad se traduce no sólo en intención de evitar el contacto, sino en actitudes discriminatorias, como el apoyo a posibles políticas de segregación social, e incluso física, de las personas con VIH.

Tampoco puedo dejar de hablar de los medios de comunicación y de cómo, desde sus inicios en que consideraron el sida como un tema “noticiable”, generaron una gran parte de la información que hacían llegar a la sociedad de forma alarmista y muchas veces poco contrastada.

“A nivel social aún existen casos de discriminación donde se vulneran los derechos de las personas con VIH. Situaciones de discriminación laboral, de violación del derecho a la intimidad y confidencialidad o la dificultad de contratar un seguro médico, son hechos que todavía sufren muchas personas que viven con VIH / sida.”

En contra de algunas creencias populares, fruto del desconocimiento, el VIH no se transmite por actos de convivencia tales como compartir cama o comida, beber del mismo vaso, o utilizar el mismo lavabo o ducha. Tampoco por abrazar, besar o dar la mano a una persona infectada; ni por el sudor, las lágrimas o la tos. Tampoco hay ninguna prueba que indique que el VIH se puede transmitir a través de la práctica del deporte.

RELACIÓN DE VIH Y NUTRICIÓN

La desnutrición es común en las etapas avanzadas de la enfermedad y es una condición que disminuye la capacidad funcional del organismo afectado, y, por tanto, que aumenta la mortalidad, pero, a la vez, un estado nutricional inadecuado hace más susceptible a un individuo a la infección por VIH.

No hay que obviar que la relación VIH-Nutrición es bidireccional.

Por un lado, el VIH/SIDA provoca una desnutrición, con pérdida de peso, por incremento en los requerimientos de energía, dietas deficitarias, o una pobre absorción de nutrientes. Respecto a la desnutrición, debilita aún más el sistema inmunitario, aumentando la vulnerabilidad a la infección y empeorando el impacto de la enfermedad.

Los enfermos de VIH/SIDA tienen mayores necesidades de nutrientes

Cuando una persona se infecta con el VIH, el sistema de defensas del organismo – el sistema inmunitario – trabaja más intensamente para luchar contra la infección. Esto aumenta las necesidades de energía y nutrientes. Una vez infectada con el VIH, una persona tendrá que comer más, para satisfacer sus necesidades suplementarias de energía y nutrientes. Estas necesidades aumentarán aún más a medida que se presentan los síntomas del VIH/SIDA.

A las pacientes que tomaron los complejos vitamínicos no sólo les aumentó la cantidad de células CD-4 (que son las que el virus destruye), sino que manifestaron menos efectos secundarios de los que suelen acompañar a la enfermedad, tal como úlceras en la garganta, náuseas, cansancio o inflamación de encías.

COENZIMA Q10

Aumentan los niveles de energía corporal y la resistencia frente al cansancio.

Problemas de encías (Retracción de encías, inflamación de encías, gingivitis, periodontitis).

Resultados de distintos estudios han mostrado que la suplementación con multivitaminas y otros complementos alimenticios, reducen de manera significativa el riesgo de deterioro de la inmunidad en pacientes con el síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

Aumento de la ingesta de vitaminas y minerales

Las vitaminas y los minerales son indispensables para mantenerse sano. Protegen contra las infecciones oportunistas al asegurar que el revestimiento de la piel, pulmones e intestino se mantenga sano y que el sistema inmunitario funcione adecuadamente. Son particularmente importantes las vitaminas A, C, E, algunas vitaminas del grupo B y minerales como el selenio y el cinc.
La realidad es que muchas personas con VIH deciden tomar suplementos de micronutrientes, aunque hasta la fecha las investigaciones todavía no han determinado cuáles pueden ser las dosis más útiles. En cuanto a las vitaminas, varios estudios han demostrado que las personas con VIH tienen bajas concentraciones en sangre principalmente de vitamina A, B6, B12, C, E y folato (ácido fólico).

La vitamina C

Ayuda a proteger el organismo de las infecciones y contribuye a la recuperación.

1 g al día provocaría un enorme impacto en la salud general y en la incidencia de enfermedades infecciosas.

Los betaglucanos estimulan la formación de importantes células inmunitarias, al mismo tiempo que evitan que el sistema inmunitario se vuelva hiper-reactivo.

El Zinc

Muy importante para el sistema inmunitario. La carencia de Zinc reduce el apetito.

Grupo de vitaminas B.

Este grupo de vitaminas es necesario para mantener sano el sistema inmunitario y el sistema nervioso. Sin embargo, el organismo puede acusar carencias de estas vitaminas si se administran algunos medicamentos para el tratamiento de la tuberculosis o VIH.

El VIH/SIDA reduce la ingesta de alimentos

Los enfermos de VIH/SIDA a menudo no comen lo suficiente porque:

  • la enfermedad y los medicamentos que toman pueden reducir el apetito, alterar el sabor de los alimentos e impedir que el organismo los absorba;
  • síntomas como las inflamaciones de la boca, las náuseas y los vómitos dificultan tomar alimento;
  • el cansancio, el aislamiento y la depresión reducen el apetito.

El VIH/SIDA reduce la absorción de los alimentos

  • Los alimentos, una vez ingeridos, se descomponen por efecto de la digestión en nutrientes. Éstos pasan a través de las paredes del intestino al torrente sanguíneo y son transportados, según las necesidades del organismo, a los órganos y tejidos. Una de las consecuencias del VIH y de otras infecciones es que, al quedar dañadas las paredes del intestino, los alimentos ya no pasan bien a través de él y, por lo tanto, no son absorbidos.
  • La diarrea es una manifestación común en los enfermos de VIH/SIDA. Cuando una persona tiene diarrea, el alimento pasa por el intestino tan rápidamente que no se digiere adecuadamente, y por consiguiente se absorben menos nutrientes.
  • La menor ingesta y absorción de alimentos producen adelgazamiento y malnutrición.

Complementación de micronutrientes: ¿cuáles micronutrientes deben suministrarse, en qué cantidades y en qué momento?

Cuando la ingesta de alimentos es escasa, los complementos multivitamínicos y minerales – a menudo en forma de píldoras – pueden ayudar a cubrir el aumento de las necesidades. Si se consideran estos complementos necesarios, deben seguirse las siguientes pautas:

  • Examinar su ingesta de complementos vitamínicos y minerales con su agente de salud o nutricionista.
  • Tomar siempre las vitaminas con el estómago lleno. Sea constante y tómelas con regularidad.
  • Es probablemente más barato tomar un producto mixto que contenga, vitaminas y minerales en lugar de varias píldoras que contengan distintas vitaminas y minerales.
  • Tomar los complementos vitamínicos o minerales siguiendo las indicaciones que aparecen en la etiqueta. Tomar cantidades elevadas no procura beneficios mayores.

Un estudio publicado en la revista ‘Science Traslacional Medicine’ ponía el foco en un problema ya conocido por los especialistas en VIH. El virus del sida, lejos de actuar igual en todos los lugares del organismo humano, ataca con especial virulencia a ciertas partes y, en ocasiones, utiliza como aliados a habitantes del cuerpo que, en circunstancias normales, no suponen ningún peligro para la salud. Es el caso de la microbiota gastrointestinal.

El VIH afecta especialmente al sistema inmune de las mucosas, donde se asienta la microbiota.

En la infección por VIH empiezan a entrar bacterias nuevas no habituales, una mayor presencia de enterobacterias y proteobacterias y, en cambio, una reducción de otras que cumplen una función beneficiosa, la de degradar la fibra en ácidos grasos de cadena corta”.

Glutamina

Los estudios en los que se ha observado que la suplementación con este aminoácido disminuye el daño a la mucosa intestinal y conserva su función de barrera inmunológica, junto con estudios en los que se ha llegado a la conclusión de que la glutamina, puede llegar a ser indispensable en situaciones de ayuno y estrés.

Glutamina y la suplementación se asoció con una mejora en el perfil emocional , una disminución de la sensación de debilidad y el aumento de los glóbulos rojos, hemoglobina, hematocrito, linfocitos y eosinófilos.

Los resultados de 3 estudios muestran que la glutamina puede usarse con seguridad para el tratamiento de la atrofia muscular asociada con el SIDA.

Probióticos.

Durante los primeros 15 días tras la infección por VIH, el virus lesiona la pared intestinal y el sistema inmunitario asociado a mucosas, que alberga más del 90% de las células del sistema inmunitario. Como consecuencia de ello, el intestino se vuelve poroso, permitiendo el paso de bacterias intestinales a la sangre, lo que genera una hiperactivación e inflamación crónica persistente que se asocia, por lo general, a una variedad de patologías tales como enfermedad cardiovascular, renal, diabetes y fracturas óseas.

Beneficios de los probióticos en pacientes con VIH:

  • Mejoran la integridad y estructura de la mucosa intestinal.
  • Disminuyen síntomas gastrointestinales como diarrea, una complicación frecuente en estos pacientes debido a infecciones o por la ingesta de medicamentos antirretrovirales.
  • Aumentan el recuento de linfocitos T CD4+.
  • Incrementan bacterias benéficas en la microbiota intestinal.
  • Reducen células inmunológicas que generan inflamación.

ACIDO OMEGA 3

El otro sustrato energético lo constituyen los lípidos, principalmente los aceites derivados de vegetales y de pescados de agua fría como el atún, la sardina y el salmón. Estos aceites tienen un alto contenido de ácidos grasos indispensables, cuyos derivados (prostaglandinas, prostaciclinas, leucotrienos y tromboxanos) participan en el adecuado funcionamiento de la respuesta inmune.

Los ácidos grasos omega-3 que suelen encontrarse en los aceites de pescado, han mostrado influir en el sistema inmune. Dos de ellos, el ácido eicosapentanoico (AEP) y el docosahexanoico (ADH), reducen la inflamación modulando e influyendo la producción de citoquinas. El ADH también puede desacelerar la actividad de las células asesinas naturales.

El sida matará a 360.000 adolescentes de aquí al 2030

‘‘Los jóvenes son la clave de la lucha contra el SIDA. Si les damos el apoyo que necesitan, podemos capacitarlos para protegerse del virus. Dándoles una información veraz y sencilla, podemos romper el círculo de silencio en toda la sociedad. Creando campañas efectivas de educación y prevención, podemos convertir el entusiasmo, el empuje y los sueños de los jóvenes en herramientas poderosas para enfrentar la epidemia.’’

En relación con la infección por VIH, en 2020 (con datos consolidados) se notificaron 641 nuevos diagnósticos, y aunque se observa una tendencia descendente respecto a los años previos (en 2019 se notificaron 892 casos y en 2018, 916), Sanidad insiste en no bajar la guardia y mantener prácticas seguras, destacando la importancia de la prevención con el uso del preservativo.

Promover el uso del preservativo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) plantea que la prevención funciona mejor cuando combina diferentes medidas basadas en la evidencia, entre las que se encuentran los métodos primarios de prevención (como los preservativos), y pone el énfasis en las personas más afectadas por estas infecciones, en especial adolescentes y jóvenes.

CONCLUSIÓN. En la ignorancia.

En la actualidad, se completan cuatro décadas de convivencia con el sida, pero aún queda mucho por hacer, especialmente para disminuir la enorme desigualdad para acceder a recursos de prevención y tratamiento que sufren las poblaciones pobres, sobre todo en países de menor desarrollo.

Pese a la mejora en los tratamientos y el conocimiento que se tiene de la enfermedad, la tasa de nuevas infecciones no disminuye. Esta tasa de nuevas infecciones es la misma desde hace 20 años. Se debe, en gran parte, a nuevas modalidades de conducta social que actúan como detonante de un aumento claro de la incidencia de las enfermedades de transmisión sexual.

Creemos en la necesidad de seguir trabajando para que algún día esta palabra carezca de contenido en la sociedad española, desde aquí animamos a todas las personas a que se impliquen en este cambio social que mejorará la calidad de vida de las personas con VIH.

Que este Día Mundial del SIDA, nos recuerde que además de fomentar una conciencia contra el estigma y la discriminación, y en favor de políticas de salud, que den acceso al tratamiento y la atención a todas las personas con este padecimiento; que también nos sirva para impulsar un sistema alimentario que sea sustentable, inclusivo, pero, sobre todo, saludable y nutritivo, ya que este atributo puede ser la primera barricada frente a las pandemias.

Airbiotic BlogESTIGMA O ESTIMA, TÚ DECIDES

AÑADA UN COMENTARIO