diferencia entre folato y ácido fólico

Diferencia entre folato y ácido fólico. Descubre cuál es más saludable

Airbiotic Blog Noticias Comentarios 1011 Views

¿Conoces la diferencia entre el folato y el ácido fólico? Dos términos que a menudo se utilizan como sinónimos y sin embargo, existe una gran diferencia en cuanto a su origen.

Las mujeres embarazadas están muy familiarizadas con el término “ácido fólico” ya que uno de los primeros consejos que reciben de su médico es el de incorporar más cantidad de ácido fólico a su organismo a través de algún suplemento alimenticio.

Pero no solo a las mujeres que están embarazadas o que desean estarlo recomiendan mantener unos buenos niveles de ácido fólico sino que también se trata de un nutriente imprescindible para los hombres.

Qué es el folato 

El folato forma parte del grupo de las vitaminas B, concretamente se trata de la vitamina B9. Es un nutriente fundamental durante las primeras etapas del embarazo ya que ayuda a reducir posibles riesgos de defectos congénitos del bebé, tanto en el cerebro como en la columna vertebral.

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) lleva a cabo una campaña sobre la importancia de consumir las cantidades necesarias de folato o vitamina B9 antes, durante y después del embarazo.

Diferencia entre folato y ácido fólico 

Tu organismo necesita folatos entonces ¿por qué darle algo artificial cuando puedes ofrecerle algo totalmente natural? Siempre que puedas elige las opciones más naturales ya que estas, te aportan un mayor bienestar general para tu salud.

Los especialistas recomiendan utilizar cada vez que sea necesario el folato en lugar del ácido fólico dado que la suplementación de vitamina B9 es más habitual de lo que creemos. También es bastante habitual que se enriquezcan algunas comidas preparadas con ácido fólico cuando se podría reemplazar por folatos que son mucho más saludables.

El folato es la forma natural de la vitamina B9 y puedes encontrarla en la mayoría de los alimentos de hojas verdes entre otros.

En cambio el ácido fólico es la versión artificial de esta vitamina y se utiliza en algunos suplementos alimenticios y también para enriquecer ciertos alimentos preparados como por ejemplo los cereales del desayuno, el pan o la pasta.

Tu organismo está preparado para asimilar el folato y lo hace de forma natural a través de la mucosa presente en el intestino delgado en cambio, para que pueda asimilar el ácido fólico, necesita hacerlo a través del hígado lo que conlleva a múltiples reacciones enzimáticas y metabólicas que pueden resultar en un exceso de ácido fólico no asimilado y enviado directamente a las vías de excreción.

Por qué necesitas buenos niveles de folato 

Para mantenerse saludable tu organismo necesita diferentes cantidades de folato dependiendo de si estás embarazada, de tu edad, de tu peso corporal y de tu sexo, por eso es recomendable que consultes con tu médico para que pueda evaluar tu caso en particular y te asesore adecuadamente.

Este nutriente del grupo de las vitaminas B es imprescindible para poder efectuar correctamente algunas de estas funciones fisiológicas:

  • Ayuda a descomponer las proteínas y a absorber los nutrientes.
  • Es necesario para la formación de los glóbulos blancos y rojos.
  • Colabora en la formación del ADN para poder transportar la información genética.
  • Evita el riesgo de problemas congénitos del bebé en las mujeres embarazadas.
  • Ayuda a que el sistema cardiovascular funcione correctamente.
  • Contribuye al crecimiento de los tejidos maternos durante el embarazo.
  • Ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga.
  • Mantiene el correcto funcionamiento del sistema inmunitario.

diferencia entre folato y ácido fólico

Cómo incorporar más folato en tu dieta

A diferencia del ácido fólico que tu organismo no consigue asimilarlo correctamente, el folato se asimila más fácilmente y no se almacena en tu cuerpo en grandes cantidades.

Los niveles podrían disminuir en tu organismo pasadas unas semanas sin haber consumido alimentos que contengan folatos en su composición por eso, es importante que tu dieta sea variada y rica en nutrientes esenciales.

Aunque los alimentos no siempre consiguen aportar las cantidades diarias necesarias, es interesante que planifiques tus menús semanales en los que incluyas algunos de estos alimentos: espinacas, espárragos, coles de Bruselas y la mayoría de las verduras de hojas verdes. También los cereales integrales, las frutas cítricas, las lentejas, las alubias y los guisantes.

Ahora que ya conoces un poco más la diferencia entre folato y ácido fólico y también en qué alimentos puedes encontrarlo, es importante que en el caso de que necesites ayudarte con algún suplemento alimenticio elijas uno que sea totalmente natural, a base de folatos obtenidos directamente de los alimentos.

Recuerda que la vitamina B9 es un nutriente esencial que está presente en forma de folato en algunos alimentos de hojas verdes, de ahí el origen de su nombre que en latín es folium y significa “hoja”. ¡Una dieta rica en hojas verdes será tu aliada para la salud!

Para conseguir unos buenos niveles de folato a través de la alimentación, tienes que tener en cuenta que cuando sometes a altas temperaturas las verduras de hojas verdes, éstas perderán una gran cantidad de sus nutrientes y por eso es recomendable que las consumas crudas siempre que sea posible.

Una dieta rica en nutrientes y variada es lo más recomendable para mantenerte saludable por más tiempo y en este caso, si necesitas que sea rica en folato, llena tu nevera de verduras de hojas verdes, de frutas, planifica bien tu menú y elige siempre las opciones más naturales, incluso en los suplementos alimenticios. ¡Tu salud te lo agradecerá!

Airbiotic BlogDiferencia entre folato y ácido fólico. Descubre cuál es más saludable

AÑADA UN COMENTARIO