plan detox saludable

Detox en 3 pasos

Airbiotic Blog Noticias 485 Views

¿Por qué es bueno llevar a cabo un plan depurativo?

Porque en nuestro organismo se acumulan toxinas y aunque cada día las eliminamos a través de la orina, el sudor, las deposiciones o la renovación de la piel, no es suficiente. Generalmente, ingerimos más toxinas de las que conseguimos eliminar. Es importante tener en cuenta que las toxinas no sólo están en algunos alimentos, sino también en el aire que respiramos y en muchos de los productos de higiene y cosmética que usamos a diario y penetran a través de la piel.

Es raro el caso en que el conjunto de nuestros órganos y todas las funciones corporales estén al cien por cien y en perfecto equilibrio. Por este motivo, es beneficioso plantearnos hacer algún plan detox durante algunos días e incluso, en cada cambio de estación, esta última alternativa es la más saludable. Seguimos sin consumir los suficientes alimentos tan recomendados por los expertos como son las verduras y frutas, alimentos locales y de cada estación, incorporar más semillas, legumbres y cereales y dejar la carne roja y blanca como última opción.

Encontrar el equilibrio entre cuerpo y mente es el gran reto de esta sociedad y es posible conseguirlo cambiando algunos hábitos muy poco saludables por otros que nos aportarán más bienestar y salud acercándonos cada día a una mejor calidad de vida. Para depurar el organismo hay que disminuir el nivel de toxinas que se ingieren. ¿Cómo lo conseguimos? Cambiando la alimentación y ayudando a que los órganos puedan realizar su función y estimulando la eliminación de las toxinas acumuladas en el organismo.

No se trata de hacer una dieta, sino de tomar consciencia de cómo nos alimentamos y qué consumimos. Tampoco es una fórmula milagrosa pero sí tienen unos principios básicos que muchas veces pasamos por alto y nos acercan a una vida más saludable y equilibrada, ayudando a depurar nuestro organismo de una forma constante y paulatina.

Para comenzar un plan detox hay que centrarse en tres aspectos fundamentales en los que habrá que hacer algunos cambios:

ALIMENTACIÓN

Evidentemente hay que dejar de consumir alimentos que apenas aportan nutrientes, por ejemplo alimentos procesados, azúcar refinada, bollería industrial, alcohol, café, leche, queso, carnes y sus derivados, harinas, fritos, grasas saturadas y aceites refinados entre otros. No se trata de abandonar todos estos sabores sino de buscar sustitutos más saludables. Para endulzar se puede usar Stevia, azúcar de coco o sirope de ágave. Cambiar el café por achicoria y el té por infusiones de hierbas. La bollería industrial por alguna receta casera preparada con harina de espelta, trigo sarraceno o harina de arroz. La leche y los postres lácteos se pueden reemplazar por leches vegetales de avena, avellanas o de almendras. Hay que atreverse a probar nuevos productos y nuevos sabores y más aún sabiendo que ésto sí nos aportarán nutrientes. Cocinar con especias es otra buen opción, así es posible dejar de lado la sal y estaremos incorporando una gran cantidad de antioxidantes naturales. En los aderezos, cambiar el vinagre por zumo de limón y empezar el día bebiendo un vaso de agua templada con zumo de limón es la mejor forma de comenzar eliminando toxinas.

EJERCICIO

Otro pilar fundamental para nuestra salud y que apenas practicamos. Es necesario mantenernos activos. El ejercicio físico libera endorfinas que elevan el estado anímico, consiguiendo mayor bienestar tanto física como mentalmente. Cada uno a su ritmo y dentro de sus capacidades puede practicar algún deporte, bajo la supervisión de un buen entrenador o simplemente, dedicar una hora cada día para dar un paseo al aire libre, si es cerca de la naturaleza, mucho mejor. El ejercicio físico ayuda a eliminar toxinas, tonifica y regenera. Mantiene fuerte el sistema óseo, circulatorio, cardiovascular, tendones y articulaciones.

AYUDAS EXTRAS

Como cada caso es particular, habrá personas que por algún motivo necesiten depurar más toxinas que otras, como pueden ser las personas que llevan un tiempo consumiendo medicamentos, su dieta se basa en proteínas de origen animal o tienen un tratamiento con quimioterapia por ejemplo. En muchos casos, los suplementos pueden ser de gran ayuda y podemos beneficiarnos de sus principios activos. Para depurarnos aún más, podemos ayudarnos del Cardo Mariano, un gran aliado a la hora de eliminar toxinas acumuladas a la vez que, protege al hígado impidiendo que las toxinas penetren en este órgano. Ingerir más líquidos que sólidos es otra opción muy saludable. No hay que dejar de comer sino cambiar por unos días la forma en la que comemos, por ejemplo comer más sopas, consomés, infusiones, zumos naturales y batidos o zumos de verduras, conocidos como smoothies, dar prioridad a los líquidos en vez de a los sólidos.

Mantenerse saludable depende de cada uno. Adoptar una dieta variada y equilibrada, estar activos y menos sedentarios y no sobrecargar el organismo, siempre será una apuesta segura. Ayudar a que nuestro cuerpo elimine toxinas es beneficioso pero lo que realmente ayuda a mantenernos saludables es la práctica diaria. No se trata de comer saludable durante unos días, sino cada uno de los días de nuestra vida.

Airbiotic BlogDetox en 3 pasos