receta crema calabaza y curcuma

Crema de calabaza al estilo oriental

Airbiotic Blog Noticias 648 Views

Lo ideal para tener una buena digestión por las noches, es cenar alguna opción ligera. Si elegimos verduras mucho mejor y si es una sopa, mejor aún. Es increíble la cantidad de nutrientes que podemos aportar a nuestro organismo tan solo con una crema de verduras o una sopa y si la enriquecemos con especias, podemos transformarla en una aliada de nuestra salud y bienestar.

Un ejemplo es la popular crema de calabaza. Una crema suave y cuyo color naranja intenso ya nos indica que contiene grandes cantidades de betacarotenos, un compuesto liposoluble que se convierte en Vitamina A en nuestro organismo y se encuentra en las frutas y verduras de color amarillo y naranja principalmente. La calabaza tiene grandes cantidades de fibra por lo que es ideal para la salud intestinal y no hay que olvidar que sus semillas, son una gran fuente de Zinc, Selenio y vitaminas del grupo B que podemos tomar tostadas o secadas al sol.

Dependiendo de la variedad de la calabaza, su valor nutricional puede variar pero todas ellas tienen un alto porcentaje de agua, por eso son bajas en calorías. Es rica en carbohidratos, contiene antioxidantes, ácido fólico, magnesio y potasio. Es anti inflamatoria, protege el sistema cardiovascular, la visión y es diurética debido a su alto contenido en agua. Si a todas estas propiedades le sumamos los beneficios de la Cúrcuma y del jengibre, no solo estamos preparando un plato al estilo oriental sino que, estamos potenciando las propiedades nutricionales.

INGREDIENTES

  • 400 gr de calabaza
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cebolla
  • Agua, la cantidad necesaria
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • Nuez moscada molida

PREPARACIÓN

Saltear a fuego medio la calabaza limpia y cortada en trozos pequeños junto con el diente de ajo y la cebolla picada. Justo cuando empiece a dorar, añadir la cantidad de agua suficiente para que cubra  unos 3 cm por encima de la calabaza. Salpimentar y añadir las especias molidas: cúrcuma, nuez moscada y por último, el jengibre fresco rallado.

Tapar y dejar cocer a fuego medio durante 20 minutos. Triturar todos los ingredientes y servir. Se puede enriquecer espolvoreando por encima con semillas de sésamo o las mismas semillas de la calabaza luego de haberlas tostado un poco, ya sea en el horno o en una sartén. Una crema de calabaza que reconforta en las noches de invierno y que gracias al sabor y al poder de unas especias, le hemos aportado un toque oriental.

Airbiotic BlogCrema de calabaza al estilo oriental