preparar encurtidos caseros

¿Cómo preparar encurtidos caseros?

Airbiotic Blog Noticias 656 Views

Preparar encurtidos en casa es fácil, se necesitan pocos ingredientes y nos permite tener a mano una gran variedad de vegetales que quizás, en otra época del año no están disponibles. El origen de este método de conservación es muy antiguo y apenas ha variado desde entonces. Varias culturas siguen manteniendo la tradición de contar entre sus especialidades, con una comida o bebida fermentada, sobre todo en los países del Este y Centroeuropa. Una costumbre con más de 3.000 años cuyos comienzos fueron el recubrir algún alimento con sal para evitar que se echara a perder, consiguiendo mantenerlo por más tiempo ya que, los alimentos eran escasos y tenían que estar en óptimas condiciones para ser consumidos.

Pasado el tiempo, probaron a sumergir los alimentos en salmuera para que quedaran jugosos y tiernos en vez de secos y duros como en el caso anterior y ésta es la técnica que se sigue usando hoy en día. Una técnica simple pero muy saludable ya que se une al beneficio de los vegetales el efecto probiótico que adquieren los alimentos una vez que comienza el fermentado suave. Los encurtidos favorecen la digestión, mantienen la flora intestinal saludable, aportan enzimas, vitaminas y minerales. Son refrescantes y fáciles de digerir, pueden acompañar gran variedad de platos y son una alternativa saludable para picar entre horas.

¿Cómo preparar encurtidos caseros?

Lo primero es hervir los botes de cristal junto con las tapas para esterilizarlos. Sumergirlos en agua hirviendo durante un par de minutos y dejar secar boca a bajo, a temperatura ambiente.

INGREDIENTES

  • Vegetales de consistencia firme: brócoli, coliflor, zanahorias, pepinos, lombarda, col, cebolla.
  • Agua
  • Vinagre de manzana
  • Sal
  • Hojas de laurel
  • Granos de pimienta negra
  • Eneldo y Tomillo fresco

Cortar las zanahorias, el pepino, la lombarda, la cebolla y la col en juliana. Separar del brócoli y de la coliflor los ramilletes del tallo. Colocar los vegetales dentro de los botes de cristal intercalando algunas hojas de Laurel, granos de pimienta negra y las hierbas frescas de Tomillo y Eneldo. Se debe rellenar bien todo el espacio pero, dejando al menos libres, 2 cm antes de llegar al borde del bote. Cubrir 3/4 partes con agua, agregar 1 cucharada de sal y completar hasta cubrir los vegetales, con vinagre de manzana.

Tapar bien los botes y agitar para que se mezclen bien todos los ingredientes. Colocar los botes dentro de una olla con agua. Deben quedar cubiertos las 3/4 partes por lo menos. Hervir durante 5 minutos y dejar enfriar dentro del agua. Cuando ya se han enfriado, se pueden guardar en la despensa o en el frigorífico. Esperar al menos una semana para que reposen, se mezclen los sabores y la fermentación suave haya comenzado y así estarán listos para consumir. Se mantienen en perfectas condiciones por varios meses, siempre que estén almacenados en un sitio fresco y sin que les de la luz del sol. Comer una ración al día de algún alimento encurtido es muy recomendable para mantener una flora intestinal saludable.

Airbiotic Blog¿Cómo preparar encurtidos caseros?