el mensaje de los antojos

¿Por qué tenemos antojos?

Airbiotic Blog Noticias 504 Views

El cuerpo humano es perfecto a la vez que complejo. Necesitamos de los alimentos para su correcto funcionamiento y cada alimento, aporta algo diferente pero necesario para el organismo. Más allá de ciertas preferencias personales en cuanto al sabor, texturas o procedencia de los alimentos, la mayoría de las personas han sentido una necesidad casi imperiosa de comer algo concreto en determinado momento. Esta necesidad se la conoce como “antojos”.

Se suele asociar a los antojos con un acto caprichoso pero no es así. Detrás de este impulso que aparece repentinamente, se esconde un mensaje específico de nuestro organismo para satisfacer, en la mayoría de los casos, alguna deficiencia en nutrientes que puede ser puntual o que lleva más tiempo avisándonos y no hemos tomado nota de su mensaje, que sólo busca llamar nuestra atención.

No estamos acostumbrados a escuchar lo que el cuerpo nos dice mediante mensajes muy sutiles pero también muy concretos. No es un capricho que en los días de invierno o de mucho frío, nos apetezca tomar sopas, una infusión caliente o algún plato de cuchara. Es muy raro que tengamos deseos de cenar ensalada o tomar un helado en esa época del año. En los meses fríos, es necesario calentar el cuerpo y ayudar al metabolismo a que almacene más nutrientes, por eso apetece comer frutos secos, legumbre o platos más contundentes. Algo contrario ocurre en los meses de calor, el metabolismo se acelera y no necesita hacer acopio de reservas, por eso elegimos alimentos más ligeros, con poco desgaste energético a la hora de hacer la digestión y bebidas que refresquen más el organismo.

Cada vez que aparece un antojo, lo único que hacemos es buscar la forma de satisfacer rápidamente esa necesidad o, esperar a que se pase. Lo que casi nunca hacemos, es intentar descubrir cuál es el mensaje que está enviando nuestro cuerpo para avisarnos de una posible carencia. Porque no es lo mismo tener la necesidad de comer chocolate que de comer algo salado, existe una pequeña guía confeccionada por nutricionistas, que puede ayudarte a descubrir, qué mensaje hay detrás de cada antojo y sus posibles carencias nutricionales.

CHOCOLATE

Parece que no es casualidad que, cada vez que sufres “mal de amores”, estás decaído y un tanto apático, aparezca la necesidad de comer chocolate. ¿Por qué será? Una de las razones es por su contenido en Magnesio que es imprescindible para el buen funcionamiento del sistema nervioso y muscular. Además de elevar las endorfinas, responsables de que nuestro optimismo, se mantenga alto.

ALIMENTOS SALADOS

Posiblemente el mensaje sea que no estás bien hidratado. Un exceso de sal hará que bebas más cantidad de agua que es lo que el organismo está necesitando en ese momento. También es indicativo de un alto grado de estrés que se ha acumulado en las suprarrenales y necesitan filtrar y depurar más. Por eso ante un antojo de comer algo salado, lo mejor es beber un vaso de agua y casi seguro que, el antojo desaparecerá.

HIELO O BEBIDAS MUY FRÍAS

En este caso puede deberse a dos factores. Uno es una posible falta de Hierro ya que, parece ser que ante una carencia de este mineral, la lengua se inflama un poco y una forma de mitigar este síntoma, es mediante algo frío. La segunda opción indica malas digestiones que provocan inflamación y exceso de calor en el aparato digestivo y para contrarrestarlo, surge la necesidad de ingerir bebidas más frías.

ALIMENTOS PICANTES

Por extraño que parezca en épocas de calor, es cuando más necesidad de comer alimentos picantes, puede tener una persona. El sabor picante provoca más sudoración y el sudor, es la forma natural que tiene el organismo para regular la temperatura interna con la externa y al mismo tiempo, liberar más toxinas. Es por esto que, en los países más calurosos, su alimentación está basada en alimentos picantes.

Éstas son algunas de las explicaciones a los antojos más frecuentes. Detrás de cada uno de ellos, hay una serie de procesos biológicos a los que, no solemos prestarles atención. Se ha observado que son las mujeres quienes tienen más antojos y que la edad, también influye en las estadísticas. Los hombres suelen tener necesidad de alimentos salados y en cambio las mujeres, se decantan por los sabores dulces.

El organismo necesita gran variedad de nutrientes para un correcto funcionamiento y la gran mayoría, están presentes en los alimentos. Si mantenemos la buena costumbre de seguir una dieta variada, con alimentos acordes a cada estación y no dejamos de estar activos, estaremos cubriendo las necesidades básicas para mantenernos saludables.

Airbiotic Blog¿Por qué tenemos antojos?