alergia gramíneas

Alergia al polen: reduce sus síntomas y disfruta de la primavera

Airbiotic Blog Noticias Comentarios 217 Views

La primavera ya está aquí en todo su esplendor pero para quienes sufren de alergia al polen, es posible que ésta no sea una buena noticia. Junto con la llegada de la primavera también llega la época de la nariz enrojecida, los estornudos, los ojos llorosos, los picores y las montañas de pañuelos.

Muchas son las personas que sufren de la alergia al polen pero afortunadamente, también es verdad que cada día hay más alternativas naturales para paliar o suavizar sus molestos síntomas.

¿Qué es la alergia al polen? Se trata de una reacción extrema de las vías respiratorias frente al contacto o sobreexposición a los granos de polen que producen ciertas plantas o árboles en esta época del año. También se la conoce como “rinitis alérgica estacional”.

El polen que se encuentra en suspensión puede depositarse o entrar en contacto con la piel, los ojos, la nariz e incluso llegar a los bronquios causando síntomas tan molestos como estornudos continuos, ojos llorosos, dificultad para respirar, congestión y secreción nasal, picores o enrojecimiento ocular.

Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica las alergias al polen en España dan positivo mayoritariamente a las gramíneas y al olivo siendo los afectados por el polen de las gramíneas alrededor del 80% de los pacientes con alergia al polen.

 

alergia al polen

Consejos para minimizar la alergia al polen

Si sufres alergia al polen hay unos consejos que te pueden ayudar a pasar esta época mejor y minimizar de alguna manera los molestos síntomas.

Aléjate de la naturaleza

Siempre aconsejamos estar en contacto con la naturaleza por los beneficios que aporta pero, si tienes alergia al polen, lo mejor es que evites los paseos por el campo, los parques o jardines durante la época de mayor contaminación alérgica.

Cierra las ventanas

Ventilar la casa y renovar el aire de la vivienda es una buena costumbre pero, en caso de tener alergia al polen, evita hacerlo durante la media mañana y a primera hora de la tarde. Puedes hacerlo a primera hora de la mañana cuando hay poco o nada de polen en suspensión.

Olvídate del césped

Si tienes una casa con jardín olvídate de cortar el césped, al menos en los días de mayor polinización. Otra opción es colocar césped artificial, te evitarás añadir más síntomas de la alergia al polen, ahorrarás en agua y en tiempo de mantenimiento.

¿Dónde tiendes la ropa?

El simple gesto de tender la ropa de la colada dentro de casa te evitará alguno de los molestos síntomas de la alergia al polen. Recuerda que los granos de polen pueden quedar adheridos a las prendas que luego estarán en contacto contigo.

Cierra las ventanillas del coche

Igual de importante es que mantengas cerradas las ventanas de tu casa como las ventanillas de tu coche. Ten en cuenta también cerrar la entrada de aire exterior, algo que a veces se suele pasar por alto.

alergia al polen

Pásate a los alimentos verdes

Si incorporas en tu dieta alimentos que son depurativos, antiinflamatorios y ricos en quercitina (un antihistamínico natural) la primavera te sentará mucho mejor. Dile sí a las alcachofas, espárragos, coles, rúcula, diente de león y endivias.

Una ayuda muy natural

Los suplementos alimenticios pueden ayudarte a reducir los síntomas de la alergia al polen y hacer que esta época del año, sea más llevadera para ti. ¿Has probado a tomar una combinación de antocianidina y vitamina C? Lo mejor es empezar antes de la llegada de la primavera. Tanto la vitamina C como los flavonoides presentes en la antocianidina, ayudan a reforzar el sistema inmunológico.

¿Te cepillas el pelo?

Si has estado fuera de casa, no olvides cepillar tu pelo al regresar. Parece un gesto sin importancia pero, es otra forma de mitigar los efectos de la alergia al polen ya que si tienes el pelo largo, es probable que se haya quedado adherido algo de polen.

No te olvides de tus gafas de sol 

Mantener tus ojos protegidos por unas buenas gafas de sol no solo te protegerá de las radiaciones solares sino también del polen que se encuentra en suspensión. Esto hará que los síntomas de ojos llorosos o picores oculares se minimicen.

Si tienes alergia al polen, la mejor estrategia siempre será evitar todo aquello que te provoque alergia. Siguiendo las recomendaciones de tu médico y poniendo en práctica cada día estos consejos, la primavera ya puede dejar de ser una época que te gustaría borrar del calendario.

Airbiotic BlogAlergia al polen: reduce sus síntomas y disfruta de la primavera

AÑADA UN COMENTARIO

*