problemas digestivos

Una solución a los problemas digestivos

Airbiotic Blog Noticias 407 Views

La primera pregunta que deberíamos plantearnos es ¿Qué es una buena digestión? Es el proceso por el cual transformamos los alimentos ingeridos en sustancias más simples para que, todas sus propiedades puedan ser absorbidas por nuestro organismo. El proceso de digestión se lleva a cabo gracias a las enzimas, jugos gástricos y ácidos presentes en el estómago e intestinos.

Más del 30% de la población, tiene problemas de mala digestión y presentan diferentes síntomas, dependiendo de la causa que ha desencadenado una mala absorción de los nutrientes o porque parte del proceso digestivo, se ve interrumpido por motivos diversos. En líneas generales, los síntomas más comunes son:

  • Vientre hinchado
  • Sensación de pesadez o plenitud
  • Estreñimiento
  • Ardor o acidez de estómago
  • Eructos
  • Gases

De la misma forma que los síntomas pueden variar de una persona a otra, los motivos que desencadenan una mala digestión, también pueden ser diversos:

  • Que la persona no produzca el suficiente ácido estomacal o carezca de las enzimas necesarias para completar el proceso digestivo con normalidad.
  • Que no se mastique bien los alimentos. El proceso de masticación es necesario para que las siguientes etapas de la digestión puedan completarse satisfactoriamente. Una buena masticación de los alimentos equivale a una “pre digestión”.
  • Ingerir más cantidad de alimentos de los necesarios. En ocasiones especiales como pueden ser reuniones familiares o con amigos en los que quedamos para almorzar o cenar, lo más frecuente es que nos excedamos en las cantidades o incluso, que hagamos combinaciones de alimentos poco favorables entre sí, impidiendo que el proceso digestivo sea fácil de hacer.
  • Beber más líquido del necesario en las comidas hace que la bilis, los jugos gástricos, las enzimas y los ácidos estén muy diluidos y pierdan capacidad para descomponer los alimentos.
  • El estrés es otro factor desencadenante de una mala digestión.

El Dr. Eloy Jiménez de la Fundación Jiménez Díaz, hace hincapié en un tipo de mala digestión llamada “Inducida” y que es la más frecuente entre sus pacientes. Se desencadena por llevar unos malos hábitos en la dieta y un estilo de vida poco saludable. Fumar, beber alcohol, el estrés, consumir un exceso de grasas, comer rápido y no masticar bien los alimentos o comer más cantidad de la que el organismo necesita, son las principales causas que provocan una mala digestión.

¿Cómo prevenir una mala digestión?

Se trata de pautas muy sencillas, fáciles de llevar a la práctica y que son necesarias para favorecer el proceso digestivo de forma natural.

  • Consumir alimentos bajos en grasas y no mezclar carbohidratos con proteínas de origen animal.
  • Consumir porciones más pequeñas pero suficientes para nutrirnos correctamente.
  • Evitar comer en situaciones que puedan provocar estrés o ansiedad. Evitar discutir en las comidas ya que el sistema digestivo está regulado por el sistema nervioso y éste a su vez, se ve alterado a causa de las emociones.
  • Comer sin prisa y masticar muy bien los alimentos para que las enzimas digestivas puedan hacer más fácilmente su proceso.
  • Evitar también combinar alimentos ácidos con carbohidratos.
  • Beber la cantidad de agua necesaria cada día pero, alejada de las comidas.
  • Cenar un plato ligero.

Si en algunos casos es necesario la ayuda de un suplemento alimenticio, Fos Complex incorpora entre sus ingredientes Semillas de hinojo, conocidas por sus propiedades digestivas y que ayudan a prevenir los gases y las molestias estomacales además, facilitan la absorción de los nutrientes. Otro de los ingredientes principales es la alcachofa que actúa regulando la secreción de bilis y disuelve la mayor parte de las grasas ingeridas.

Como todo suplemento alimenticio, se recomienda no excederse en la dosis recomendada y que no deben usarse como un sustituto de una dieta variada, equilibrada ni reemplazan un estilo de vida saludable.

Airbiotic BlogUna solución a los problemas digestivos