tension alta

Hipertensión o tensión alta. Prevenirla y tratarla está en tu mano

Airbiotic Blog Noticias Comentarios 270 Views

 

El 17 de mayo ha sido elegido el día mundial de la hipertensión o tensión alta. Un término del que oímos hablar habitualmente y que se refiere a un trastorno en el que los vasos sanguíneos soportan una tensión persistentemente alta que podría llegar a dañarlos. Esta patología uno de los principales factores de riesgo en las enfermedades cardiovasculares.

Se estima que más del 40% de la población española padece de hipertensión o tensión alta y un 15% de las personas hipertensas ignoran que lo son, desconociendo las posibles complicaciones que esto puede tener para su salud.

Se considera que los valores de la presión arterial normal deben estar por debajo de 120 para la tensión arterial sistólica y por debajo de 80 en la tensión arterial diastólica la mayor parte del tiempo. Cuando estas cifras se elevan hasta 140 y 90, estamos hablando de hipertensión o tensión alta.

¿Qué es la tensión arterial?

Se trata de la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias y vasos sanguíneos al ser bombeada por el corazón. En el caso de existir tensión alta la presión de la sangre contra las paredes internas de las arterias es elevada y esta presión constante puede ocasionar dolores de cabeza, dificultad respiratoria, vértigos, dolor toráxico o palpitaciones del corazón pudiendo desencadenar en problemas cardiovasculares más severos.

Esta dolencia opera de manera silenciosa sin embargo, si te han diagnosticado hipertensión o tensión alta, puedes hacer mucho por atenuar los efectos y ganar en calidad de vida.

Cómo prevenir y tratar la tensión alta o hipertensión

Incorporando unos buenos hábitos en tu estilo de vida puedes llegar a prevenir la tensión alta o hipertensión. Se trata de unas pautas sencillas pero efectivas a la hora de conseguir que tu tensión arterial, se vuelva a normalizar.

  • Sigue una dieta más saludable

Es uno de los pilares fundamentales que recomiendan todos los médicos. Evita el consumo de sal y de grasas porque son los dos grandes enemigos de una tensión arterial saludable. El consumo de sal hace que retengas más líquidos y que aumente el volumen de la sangre dando como resultado, un aumento de la tensión arterial.

En cuanto a las grasas saturadas, estas tienden a acumularse en las arterias, llegando a taponarlas e impidiendo el paso de la sangre provocando así una mayor tensión arterial.

  • Di no al sedentarismo

La falta de actividad física no es recomendable para nadie y en el caso de sufrir de tensión alta o hipertensión, tampoco lo es. Practicar ejercicio y en especial alguna actividad aeróbica, mantiene las paredes de tus arterias flexibles y jóvenes a la vez que te ayuda a mantener un peso adecuado.

Consulta con tu médico cuál es la actividad que mejor se adapta a ti y no dejes de practicarla cada día, tus arterias te lo agradecerán.

  • Encuentra momentos para el relax

Una de las principales causas de padecer hipertensión o tensión alta se debe al estrés, por eso es fundamental que tengas tus momentos para relajarte, desconectar de la rutina y de las preocupaciones.

Apuntarte a clases de yoga, asistir a grupos de meditación, aprender la técnica del mindfulness (meditación adaptada a Occidente), leer, escuchar música o dedicar momentos para hacer lo que más te gusta, te ayudará a reducir el estrés.

 

tension alta

 

  • Recurre a ayudas naturales

Existen complementos alimenticios que te serán de gran ayuda como por ejemplo la vitamina C, imprescindible para la formación de colágeno quien se encarga de mantener tus vasos sanguíneos saludables y flexibles. Otro aliado natural a tener en cuenta es la Co-enzima Q10 que también fortalece tus vasos sanguíneos y además mantiene saludable tu sistema cardiovascular.

  • Consume más alimentos cardiosaludables

En caso de que tengas hipertensión o tensión alta, no basta con retirar de tu dieta algunos alimentos sino que se recomienda que incluyas más cantidad de los llamados “alimentos cardiosaludables”. No olvides apuntar en tu lista de la compra algunos de estos alimentos: ajos, cebollas, aguacates, nueces, limones, naranjas y uvas negras.

Unos te ayudan a mejorar la circulación de la sangre, otros te aportan ácidos grasos esenciales y también están los que te dan un plus de vitamina C.

Si tienes tensión alta recuerda controlarla periódicamente, cambia tus hábitos hacia una alimentación más saludable, dedica momentos para el relax que te ayuden a mantener alejado el estrés y no dejes de hacer ejercicio físico. La mejor medicina siempre ha sido la prevención y en el caso de la hipertensión o tensión alta, también lo es.

Airbiotic BlogHipertensión o tensión alta. Prevenirla y tratarla está en tu mano

AÑADA UN COMENTARIO

*