retencion de liquidos en verano

Evita la molesta retención de líquidos en verano y ¡deshínchate!

Airbiotic Blog Noticias Comentarios 404 Views

Con la llegada del verano suele incrementarse la molesta retención de líquidos, una afección que se ve incrementada con la llegada del calor y las altas temperaturas. La padecen más las mujeres que los hombres y se produce porque nuestro cuerpo está compuesto principalmente por agua.

En ocasiones un pequeño aumento de peso puede deberse a una retención de líquidos. Cuando esto ocurre es que el organismo tiene dificultad para eliminar el líquido sobrante del cuerpo y este se almacena en el espacio que hay entre nuestras células, un espacio conocido como “espacio intersticial”.

La retención de líquidos puede provocar hinchazón en algunas partes del cuerpo y las zonas más afectadas suelen ser las manos y los tobillos.

¿Por qué las mujeres son más propensas a sufrir de retención de líquidos?

Principalmente se debe a una cuestión hormonal ya que el organismo femenino segrega regularmente progesterona y estrógenos y estos tienen la capacidad de acumular agua.

Es importante distinguir entre una retención de líquidos patológica a la que ocurre en casos puntuales o estacionales. Lo mejor es acudir al médico para que corrobore que tipo de retención de líquidos padeces y si solo es algo puntual, sigue los consejos que te damos a continuación y que te vendrán muy bien para eliminar el exceso de líquidos acumulado.

Cómo evitar la retención de líquidos

Si te sientes hinchada, con pesadez en las piernas, has cogido más volumen corporal y sientes que la ropa de aprieta, toma buena nota de las siguientes propuestas que te ayudarán a evitar la retención de líquido y a deshincharte de forma natural.

Dale un respiro a tu cuerpo

Largas jornadas laborales, horas de pie o sentada frente al ordenador harán un flaco favor a tu cuerpo. Intenta caminar, mover las piernas y los brazos cada hora. Con cinco minutos es suficiente. Lo ideal es ir cambiando de posición a lo largo del día.

Al llegar a casa, puedes poner los pies en alto para facilitar la circulación de retorno y que el líquido vaya a los riñones más fácilmente. Todo lo que sea favorecer el drenaje será positivo.

Aléjate del salero

Lo primero que te recomiendan los médicos es que elimines de tu dieta la sal. No solo produce un aumento de la tensión sanguínea sino que también propicia la retención de líquidos debido al sodio que contiene.

Puedes reemplazar la sal por hierbas aromáticas, sal de apio o gomasio – un condimento japonés-. Todos son sustitutos naturales que puedes encontrar fácilmente en cualquier herboristería, tienen un sabor muy agradable y sirven para  enriquecer tus platos de forma natural.

Alíate con la naturaleza

La naturaleza es una fuente maravillosa a la hora de proveerte soluciones naturales. Existen plantas como la cola de caballo, el ortosifón o los estigmas de maíz que son perfectos para drenar la retención de líquidos.

Para facilitar que te beneficies de sus propiedades existen complementos alimenticios que reúnen todas esas plantas como es el caso de nuestro producto RE- 7 AB. Si prefieres un concentrado a base de uvas negras, mirtilo, arándanos y grosellas que también favorecen la eliminación de líquidos, prueba con Antocianidin AB.

retencion de liquidos

Consume alimentos diuréticos

Puedes incorporar en tu dieta habitual algunos alimentos que tienen un suave efecto diurético y te ayudarán a librarte de la molesta retención de líquidos.

A la hora de hacer la compra, apunta en la lista algunos de estos vegetales y frutas: sandía, apio, pera, pepino, piña, limones y espárragos. Recuerda que los espárragos harán que tu orina sea más oscura y tenga un olor más fuerte, pero es totalmente normal.

La ropa si es holgada ¡mejor!

Vaqueros ajustados, cinturones muy apretados, zapatos cerrados o camisetas muy ceñidas dificultan la buena circulación que puede desencadenar en retención de líquidos.

Cuando usas ropa ceñida al cuerpo esta ejerce una presión constante que obstruye tu circulación y hace que tu riego sanguíneo se ralentice. Si la sangre no circula correctamente, tenderás a sufrir de retención de líquidos.

Adiós al sedentarismo

No hace falta que te apuntes a un gimnasio para evitar la retención de líquidos. Puedes pasear por la orilla del mar si estás en la playa, caminar cada día al menos durante 30 minutos a buen ritmo o nadar en la piscina.

Además de mantenerte en forma harás que se active tu circulación y que el exceso de líquido acumulado se ponga en movimiento y pueda ser eliminado más fácilmente.

No esperes a que la retención de líquidos vaya a más, empieza ya a poner en práctica estas propuestas naturales para poder disfrutar del verano y de unas piernas ligeras, sin pesadez y totalmente deshinchadas.

Airbiotic BlogEvita la molesta retención de líquidos en verano y ¡deshínchate!

AÑADA UN COMENTARIO

*