intolerancias alimentarias

Alergias alimentarias más comunes, diferéncialas de las intolerancias alimentarias

Airbiotic Blog Noticias Comentarios 567 Views

Las estadísticas indican que uno de cada diez españoles padecen alergias alimentarias de diferentes tipos, al mismo tiempo que las intolerancias alimentarias van en aumento.

Hasta hace unos años el tema de las alergias alimentarias parecía que era algo que solo afectaba a los niños, sin embargo se está convirtiendo en un problema que también afecta a gran parte de la población adulta.

Que hasta ahora no hayas sufrido ningún tipo de alergia a ciertos alimentos no significa que en un futuro pueda aparecer y tu organismo reaccione rechazando alguno de los componentes que se encuentran en los alimentos que más suelen provocar alergias alimentarias.

De hecho, y según un informe de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), se confirma que a medida que te acercas a la vejez, aumentan mucho más las alergias alimentarias a ciertas frutas y a algunos frutos secos y en cambio, disminuye el porcentaje de alergias a las legumbres y cereales.

Qué son las alergias alimentarias 

La  alergia es una reacción casi inmediata de tu sistema inmunitario frente a una sustancia que ha entrado en tu organismo a través de alguno de los alimentos que has ingerido. Aunque esa sustancia sea inocua para la mayoría de las personas, para otras resulta una amenaza.

Tu sistema inmunitario te protege de agentes extraños y dañinos para tu organismo como pueden ser bacterias, virus o parásitos y en ocasiones reacciona atacando a algunos alérgenos generando unas sustancias conocidas como histaminas que son las que causan los síntomas de la alergia en tu cuerpo.

Diferencia entre las alergias alimentarias y  las intolerancias alimentarias

La intolerancia y la alergia no se originan por la misma razón aunque ambas reaccionan ante la presencia de algunas sustancias presentes en ciertos alimentos. La alergia genera una mayor cantidad de anticuerpos en el sistema inmunitario, pero en el caso de las intolerancias alimentarias su origen es muy diferente.

La intolerancia consiste en un déficit de ciertas enzimas que están presentes en el intestino y cuando este entra en contacto con el alérgeno reacciona provocando molestias digestivas como meteorismo, hinchazón de vientre o diarrea.

Se trata sobre todo de un problema digestivo debido a que el intestino no consigue digerir y asimilar ciertas proteínas o azúcares porque le falta una enzima que es la encargada de descomponer esos nutrientes.

Síntomas de las alergias alimentarias 

Aunque no tengas ninguna alergia alimentaria es conveniente que sepas reconocer cuáles son sus síntomas para que puedas identificarlos por si te ocurre alguna vez. Los primeros episodios pueden manifestarse de forma leve, pero si se repiten debes acudir cuanto antes a la consulta de un alergólogo para que estudie tu caso en particular.

Estos son algunos de los síntomas que pueden aparecer en las alergias alimentarias:

  • Erupciones, enrojecimiento, eccemas o picores generalizados en la piel.
  • Congestión nasal, estornudos, lagrimeo de los ojos y sensación de obstrucción nasal.
  • Nauseas, vómitos o diarrea.
  • Sensación de ahogo, ronquera, opresión en el pecho y dificultad para tragar.
  • Hinchazón en los párpados y en la boca.
  • Sensación de hormigueo en las manos, garganta o cuello.
  • En ocasiones la tonalidad de la piel de la cara puede cambiar volviéndose más rojiza o de un tono azulado.

Estos síntomas pueden aparecer de forma repentina y evolucionan rápidamente después de haber ingerido algún alimento que contenga una sustancia alergénica, de ahí lo importante que es acudir rápidamente a un médico.

Cómo reconocer las sustancias alérgicas más habituales

En diciembre del 2014 entró en vigor un reglamento de la Unión Europea sobre la obligación de informar a los consumidores qué productos pueden contener algunos de los 14 alergénicos más frecuentes.

De esta forma el consumidor tiene acceso a toda la información, ya sea mediante símbolos universales que pueden ser identificados en muchos países del mundo o gracias a la información detallada de los ingredientes que contiene un producto.

Esta declaración es obligatoria y debe figurar tanto en los productos envasados como en los que no lo están. Incluso es obligatorio mencionar las posibles trazas que puedan contener de alérgenos.

Las trazas son una mínima cantidad de sustancias que pueden producir alergias y que están presentes en algunas preparaciones porque previamente han podido entrar en contacto con el producto aunque no lo incluyan.

Por ello y desde hace unos años, quienes sufren de alergias alimentarias o de intolerancias alimentarias disponen de toda la información sobre los ingredientes y deberían encontrarla en los comercios, bares, restaurantes, compañías aéreas, ferrocarriles, hospitales, comedores escolares e incluso en los establecimientos de venta a granel.

intolerancias alimentarias

Cuáles son las alergias alimentarias más frecuentes 

Los resultados que se han obtenido de la incidencia de las alergias alimentarias en la población confirman que desde hace una década se han duplicado los diagnósticos y que en países como el Reino Unido y Estados Unidos ha aumentado, por ejemplo, el caso de alergias a los frutos secos, que es una de las más habituales.

Aunque existen muchos tipos de alergias alimentarias y cada caso es particular, estas son las más frecuentes:

  • Cereales que contienen gluten.
  • Huevos.
  • Leche y sus derivados.
  • Frutos secos.
  • Marisco
  • Crustáceos.
  • Moluscos
  • Pescado
  • Soja y sus derivados.
  • Apio
  • Mostaza
  • Sésamo.
  • Sulfitos en concentraciones superiores a 10 mg por kilo.
  • Frutas y verduras.

Cómo evitar las alergias alimentarias 

La única manera de evitar un alérgeno es saber exactamente lo que estás comiendo y para ello dispones de las etiquetas de los productos que contienen esos ingredientes resaltados con negrita o en mayúsculas o varios símbolos en los menús de los restaurantes. Una muestra clara de que la incidencia de alergias alimentarias va en aumento.

Existen complementos alimenticios que te ayudarán a mantener tus intestinos y la flora bacteriana mucho más saludables y con una buena producción de enzimas, tan necesarias para que a esas sustancias que producen alergias, les resulte más complicado poder provocar los temidos síntomas.

Uno de los grandes aliados son los probióticos, se trata de unos microorganismos beneficiosos que te ayudan a mantener el nivel idóneo de enzimas presentes en los intestinos a la vez que disminuyen la respuesta alérgica, la inflamación intestinal y la hiperpermeabilidad. ¡Una buena salud comienza por los intestinos!

Las alergias alimentarias no son un impedimento para disfrutar de una buena comida o de las reuniones con amigos, solo tienes que descartar de tu dieta aquellos alimentos que provocan una reacción alérgica en tu organismo y reemplazarlos por otros que son mucho más saludables para ti.

Airbiotic BlogAlergias alimentarias más comunes, diferéncialas de las intolerancias alimentarias

AÑADA UN COMENTARIO